09 mayo, 2017

¿Cúanto ganas tú con las carreras de motos de Jerez?


Todos los años lo mismo. Hoy escucho que el impacto de las carreras del Gran Premio de Motociclismo en Jerez ha sido de 30.000.000 de euros. Sí, treinta millones. ¿Pero para quién? me pregunto.
Es indudable que quién se lleva el beneficio económico es el sector de la hostelería. Pero sigo preguntando: ¿Qué parte de ellos: las multinacionales hoteleras o el camarero de barra? 
Es verdad también que el Gran Premio engendra jornadas de trabajo, pero ¿cuántas al año? ¿permite vivir con una calidad decente o son sólo simple migajas? Ya. Menos es nada. Pero me estoy cansando de conformarme.
Luego, está el resto, en el que me incluyo. Esa parte de Jerez donde no llega nada de beneficio. Esa parte de Jerez que soportamos estoicamente cada fiesta que trae mucho dinero, pero que nunca vemos dónde va a parar. Esa parte de Jerez que diligentemente paga sus impuestos sin rechistar. Y en el caso del que suscribe, a plazos, como si fuera una letra mensual.
Y yo, tengo la suerte de tener trabajo y ser un mileurista de estos que sobrevive a la crisis que nos dicen que ya terminó. 
Espero a la pericia de algún periodista que nos cuente. Pero que nos cuente con los dedos: Cuánto cuesta el canon para poder celebrar las carreras, cuánto cuesta traer aviones que hagan bonito y ruidos en nuestros cielos, cuánto cuesta montar una organización de seguridad tal como la que hemos visto, incluyendo policías locales, nacionales, guardias civiles de tráfico, de seguridad privada, cuánto cuesta el protocolo de atención a autoridades, cuánto cuesta la publicidad, cuánto cuesta el mantenimiento del Circuito de Velocidad... etc. y que también nos cuenten, con los dedos asimismo: cuánto es el beneficio completo y cómo se reparte: quién gana más, quién gana menos, cuántos ganan más, cuántos ganan menos, y cuánto gana cada cuál. Que nos hagan la cuenta, que resten entre gastos y beneficios. Que dividan entre los más de 200.000 residentes en Jerez y que sepamos de verdad si esto vale la pena y a quién le vale la pena.
Porque la percepción que tengo y ojalá que sea equivocada, es que hay un Jerez que no recibe nada de las fiestas. Hay un Jerez que está pasando muchas penurias pero que tiene que pagar igual que el que se lleva los beneficios de tanto evento. Aún sigo viendo amigos que se van a Mallorca y no de vacaciones precisamente. Hay un Jerez que espera que alguna vez se creen industrias, que volvamos a poder tener un trabajo decente que sea el mismo todos los días de la semana y que no dependa de un calendario, o lo peor, de si haga Sol o llueva.
Estamos en un Jerez que crece y mengua a la vez y que se está quedando cojo. Un Jerez cada vez más rico, que gana muchos beneficios ante un Jerez que se ha quedado en la estacada. 
¡Ojo! Que no estoy en contra de las fiestas. Pero que cada cuál pague lo suyo en proporción a lo que recibe. El turismo en Jerez no es suficiente para vivir. La riqueza no se reparte por igual. Así no podemos seguir.
Justo al terminar de escribir esto, me llega el titular de La Voz del Sur: Jerez volverá a pagar la fiesta de las motos en la provincia: 1,8 millones para reasfaltar el circuito. 

No hay comentarios: