28 abril, 2017

La moción de la vergüenza.



Es verdad. La situación política en España es extrema. No sólo en temas de corrupción. También en temas de paro y la pobreza que conlleva.
La moción de censura de Unidos Podemos es acertada. Pero es más que una moción de censura. Las mociones de censura normales son para 'censurar' a un gobierno. Pero ésta es una moción de censura tripartita.
Es una moción de censura contra el gobierno del PP. Razones obvias. Los casos de corrupción les acosan y un gobierno así no es bueno para España.
Es una moción de censura contra Ciudadanos. Ciudadanos no comprende o no quiere comprender que la corrupción no se combate jamás permitiendo gobernar al partido que no ha sido capaz de controlar su corrupción interna. No es cuestión de cambiar cabezas como en Murcia. Eso no sirve para nada. Lo que hay que cambiar son los partidos. Pero Ciudadanos parece nacido para hacer que nada cambie. Por eso, se le censura.
También es una moción de censura contra el PSOE, al que le ha cogido este movimiento con el paso cambiado y en plena elección de cuál es su futuro. El PSOE ha cometido un grave error que le llevará si no enmiendan el paso al mismo sitio que el socialismo francés. Ese error ha sido permitir que Rajoy gobierne. Le va a costar caro. Lo saben. Y ese espectáculo que dieron en octubre abriéndose en canal delante de toda España, les desangrará. Por eso la moción de censura, va contra ellos también. Están obligados ahora a retratarse mirando a la derecha o la izquierda. Debería ser muy fácil siendo socialistas, pero...

No. No es un espectáculo ni un circo. En España nos habíamos acostumbrado a no tener oposición. ¿Desde cuándo no recuerdan un parlamento así? Yo desde hace mucho. Desde aquella moción de Felipe González a Adolfo Suárez. 
PP, Ciudadanos y PSOE no prestaron la atención debida a todo aquello que se movió alrededor del 15M. Pusieron vallas y pusieron trabas, pero la gente se les coló en las urnas. Y de las urnas se colaron a los escaños. Ni en sus peores pesadillas hubieran pensando que los perroflautas les podían hacer una moción de censura. Una moción para dejar en evidencia sus vergüenzas y les avisa de que la única alternativa a Rajoy es un gobierno de izquierdas sin Ciudadanos.. Nos queda tiempo de ver política de la buena, de la que puede cambiar las cosas, de las que ilusiona,  no de la amarilla que aburre hasta las ostras. Ya era hora.

No hay comentarios: