13 marzo, 2016

Objetivo: Desactivar a Podemos

[caption id="" align="aligncenter" width="500"] Juan Carlos Monedero y Pablo Iglesias en un acto en La Granja, de Jerez de la Frontera, en febrero de 2014.[/caption]

Hay que desactivar a Podemos. Dejarlo como algo residual. No es de ahora. Las alarmas saltaron en las últimas elecciones europeas. ¿Por qué? Porque Podemos es el único partido que podía obtener la fuerza suficiente como para romper el bipartidismo establecido.


Comenzaron las estrategias.


Primero, las mentiras. Calumnia que algo queda. Y queda, queda mucho. Repetir como un loro: Irán y Venezuela, países que, tenemos que reconocerlo, nos han importado a España un pimiento. Lo mismo que nos importan Nicaragua o Guatemala. Pero hay que vender que las dictaduras tienen que ver con Podemos. Raro es que no hayan sacado lazos con Cuba, pero al tiempo.


Mentiras sobre sus miembros relacionadas con la corrupción. El mensaje a hacer llegar es ' estos que van de puros son igual de corruptos que nosotros'. Pero todas las acusaciones se van archivando, aunque los medios del sistema no digan nada. El daño está hecho. Para eso están las hordas en facebook y whatsapp enviando noticias de 2014. Da lo mismo. La gente reenvía sin leer. Solo quedan los titulares.


Crear otro partido emergente que le haga la competencia a Podemos, que tenga una mejor imagen, el punto flaco de Podemos. Aún en España hay gente que se fia más de un señor con chaqueta y corbata que de un señor con coleta, olvidando que los mayores ladrones de este país llevaban precisamente eso, chaqueta y corbata.


No les hizo falta inventarlo. Ya estaba creado, solo había que potenciarlo. Era Ciudadanos y así además, anulaban a la incómoda Rosa Diez.


Ciudadanos es un partido dócil, de apariencia moderna pero que no es otra cosa que la muleta de los de siempre.


Por eso hay que potenciarlo en las encuestas. Da igual que luego la realidad desdiga lo predicho. Pero el mensaje es ese. Ciudadanos sube, Podemos baja. Así, piensan los gurús de comunicación que ganan una pasta gansa en sus partidos, que dirá la gente 'para qué voy a votar a alguien que no va a salir'.


Plantear pactos imposibles. Y si cuela, cuela. Porque en Andalucía sí que coló. Que le pregunten a Izquierda Unida. Su pacto con Susana Diaz le costó la cuasi desaparición. Y eso quieren hacer con Pablo Iglesias. De ahí que el de la Coleta exija sillones. ¡Claro, como no los va a exigir! ¡Cómo para fiarse del PSOE! IU en Andalucía cometió el error de entrar en el Gobierno con carteras que la mayoría de la gente no veía en su vida cotidiana, como fueron Obras Públicas o Turismo. Si hubieran cogido Educación o Sanidad otro gallo le hubiera cantado a IU. Y Pablo Iglesias lo sabe.


De ahí que los gurus del PSOE andén 'escandalizados' en las redes denunciando ese afán de sillones, como si eso fuese algo nuevo en el PSOE. No, los sillones no son por dinero, son estrategia política ¿O es menester recordar las peleas internas dentro de los socialistas para el control de las instituciones por parte de las distintas familias?


Hablando de peleas internas, es el último truco utilizado contra Podemos. Magnificar cualquier discusión interna para hacerlos parecidos al resto de partidos. 'Están rotos y enfrentados como nosotros' es el mensaje. Cualquier discusión, cualquier dimisión es igual en magnitud a la de Nixon.


Y por último, hacer colar, como en Andalucía, que Podemos y PP votan lo mismo y son una pinza. En Andalucía les funcionó, hasta yo mismo les creí. Pero el invento ya está descubierto. Claro que yo puedo estar de acuerdo con el PP en que no quiero a Rivera en un gobierno. Por motivos distintos, pero eso no lo dicen.


Los de siempre, los de la Gran Coalición, se aprovechan también de la inocencia de Podemos, un partido donde habiendo políticos con experiencia, también tiene mucha gente que no la tiene. Que cometen errores. Que no saben de la maldad que existe en la política en España y que están viendo la mala baba que existe cuando buscan, por ejemplo, tweets de gente de hace cinco años cuando ni siquiera sabían que iban a pertenecer a Podemos.


Por eso Podemos no puede morder esa manzana envenenada que le da a morder el PSOE, porque les anulará. Más bien deberían gastar sus fuerzas en unir los lazos con IU que es lo que necesita la izquierda de este país, que vayan juntos.


Mientras, dejar gobernar a PSOE, PP e Ciudadanos juntos, para que se les caiga la máscara.


Si, me dirán que mientras hay gente sufriendo, pero si Podemos muerde la manzana y se quema, ¿quién nos quedará como esperanza de cambio para las próximas elecciones cuando las haya?


Si Podemos entonces no está activado y con una mayoría fuerte, yo ya les digo quienes van a estar: los partidos de extrema derecha que están creciendo en Europa, y eso sí que es peligroso. Ese cambio es muy peligroso. Ya la Historia nos lo enseño.





[facebook url="https://www.facebook.com/sipodremos/videos/593819297450791/" /]

No hay comentarios: