13 enero, 2016

Más vale un 'prometo' explicado que cien juramentos volando.

[caption id="attachment_788" align="aligncenter" width="491"]Promesa Iñigo Errejón Promesa Iñigo Errejón[/caption]

Menudo el cacareo - porque era igual que un gallinero de fondo - que los de siempre han montado cada vez que se escuchaba - lo escuchaban ellos, porque en la TV se ha escuchado fatal - la fórmula del 'Prometo' de los diputados y diputadas de Podemos.

Vamos a ver. Yo ya estaba un poquito harto del protocolo del Congreso y de esas fórmulas de prometos y juros como papagayos. Sin sentirlas. Los prometos de Podemos me han gustado porque me han explicado qué prometen. Me han hecho ver que no era la fórmula de siempre lo que repetían. Sino que sentían lo que estaban diciendo. Y la verdad, era algo que apetecía escuchar. Gente normal comprometiéndose con lo que decían.

¿Y esto les molestaba señorías del Antiguo Régimen?

Miren. Más me molesta a mí la fórmula del juramento. Eso sí que me parece escandaloso. Cualquiera que siga este blog sabe que soy cristiano de convicción y católico por casualidad (porque nací en Jerez, claro, llego a nacer en Londres y soy anglicano, posiblemente, o Luterano, si nazco en Alemania, vaya usted a saber).

Cuando alguien jura, me pregunto ¿por qué Dios jura? ¿Jura por el Dios en el que yo creo?  Si es el Dios de los católicos, jurar en vano es uno de los pecados más gordos, con lo cuál, los curas ya tienen bastante trabajo - y así nos dejan a los gays, lesbianas, transexuales, divorciados/as, etc... un poco en paz - en condenar esos pecados de sus ilustrísimas que no cumplen con lo jurado, díganse, los corruptos.

Pero ¿Y si juran por un Dios en el que yo no creo? ¿Qué validez tiene ese juramento para mí? Absolutamente NADA.  Y por esta regla de tres, un ateo o un agnóstico sentirá algo parecido. ¿Qué les vale un juramento a quien no creen en Dios? NADA.

Pues este es otro de los anacronismos que esta nueva legislatura debería quitar de enmedio de una vez por todas.

 

2 comentarios:

olgabaselga dijo...

Pues sí, Sr. Saborido. Yo pienso lo mismo. Aire fresco, que falta les hace a sus señorías...

Mabel Saborido dijo...

Sí señor! Eso es pensar con lógica y "pa" que "to" "er" mundo se entere.Ya estamos más que hartos de ver esas calcomanías sentadas en los escaños que han servido para nada y lo que nos están costando a TODOS, aunque ahora dicen los defensores del estado que es un slogan publicitarios. .