03 diciembre, 2015

#CIS La información y la contrainformación más el rango 18/50 años de edad, decidirán las elecciones

ns-mean

La precampaña y campaña que vivimos y vamos a vivir es inédita por la presencia de los partidos emergentes ante los dos dinosaurios de la política española y una izquierda unida que no ha sabido aprovechar las circunstancias.

Todo comienza con la llegada de Podemos por sorpresa al Parlamento Europeo. Esto desconcierta a todo el panorama clásico político de España y surgen las alertas. Podemos no debe continuar ascendiendo. Por parte de los poderes fácticos era ya imposible inventar un partido nuevo para contrarrestar. ¿Qué hacemos? Y todos miran al chico joven y guapo de Ciudadanos.

Comienza la estrategia. Hay que repetir hasta la saciedad que Podemos se hunde con encuestas cocinadas en la mano, que pierde votos y que Venezuela, Venezuela, Venezuela. Podemos ha de ser relacionado siempre con Venezuela, de la que cuando se habla, no es para nada bueno.

Llegaron las andaluzas y Podemos no sacó lo esperado. ¿Fue un fracaso? No. Le apoyó la misma gente, sólo que esta vez se enfrentó Podemos a la circunscripción provincial, mientras que en las Europeas, la cirscuncripción era España entera. Podemos fue aplastado por la apisonadora de la ley electoral española que favorece al más fuerte.

La otra estrategia es manchar de corrupción a Podemos. Presentarlos como - qué triste - 'Son iguales que nosotros'. La verdad es que no hay condenas por corrupción que yo sepa. Pero calumnia que algo queda.

Y luego, aupar a Rivera. Sacarlo en todos los medios y hacer creer a la población española que el triunfo en Cataluña de Ciudadanos es análogo a lo que puede suceder en España, cuando las circunstancias catalanas y españolas son radicalmente distintas.

PP y PSOE tienen su granero de votos en las personas mayores. Los primeros, con las conservadoras, las que tienen dinero, las que viven bien y las que están influenciadas por el ala más rancia de la Iglesia Católica. El PSOE tiene a los abuelos que viven de su pensión recortada con los repagos populares y la congelación de Zapatero, pero que prefieren al malo conocido que al bueno por conocer.

Es sin embargo, la gente comprendida entre los 18 y los 50 quienes decidirán a dónde se inclina la balanza. Lo que dice Pablo Iglesias sobre los posibles resultados es verdad.

Que Ciudadanos quede tercero, implicará que éste apoye al que gane como han hecho en las CCAA de Madrid o Andalucía. Si gana el PP, será el gobierno de PP con Ciudadanos, y si gana el PSOE, será gobierno de PSOE y Ciudadanos, porque éste es muy raro que pacte con los que están a la izquierda, salvo que no tengan más remedio, pero terminarán dándole una patada en el trasero como ya le hiciero a IU en Andalucía, que se encuentra como se encuentra.

La única opción que queda entonces es Podemos, sólos o con la ayuda de IU (¡qué error más grande no haber ido juntos a las elecciones!) el que puede realmente representar un cambio en España. Lo otro, como hemos visto, es más de lo mismo.

Así que preparados deben estar,  sobre todo el sector de población que digo, a ser informados y contrainformados para arrancar un voto que en estas elecciones es más que decisivo.

No hay comentarios: