05 julio, 2015

Alcaldesa de Guadalcacín y su subida de sueldo ¿es ético?

billete de euroCreative Commons License mikineator via Compfight


Una de las causas por lo que los llamados ‘partidos emergentes’, dígase Podemos a la izquierda y Ciudadanos a la derecha, hayan tenido éxito en las últimas elecciones siendo determinantes en las formaciones de gobiernos municipales o regionales, ya sean por ellos mismos o por sus marcas blancas, es la necesidad que ha tenido la ciudadanía de fiscalizar la política actual de los gobiernos de siempre por los infinitos escándalos de corrupción que se están dando a la vez que el país se desangra en una crisis que mientras los gobiernos dicen que va a menos, la gente nota que va a más.
La Justicia es extremadamente lenta y órganos como los Consejos Consultivos no merecen la confianza de la ciudadanía al estar elegidos por los mismos partidos políticos a los que se pretende controlar.
Esta nueva situación ha propiciado cambios de actitud en los partidos tradicionales, siendo más exigentes con esta nueva ética que exige la población. Pero aún así, hay gente que no se entera.
Parece que en Jerez estamos condenados a que nuestros alcaldes y alcaldesas sean famosos en España entera por uno u otro motivo. Pues bien, si no teníamos bastante, empiezan a acaparar portadas nacionales nuestros alcaldes y alcaldesas pedáneos.
Nieves Mendoza, alcaldesa de Guadalcacín, pedanía pegadita a Jerez con menos de 6000 habitantes, se ha subido el sueldo 400 euros porque ‘la cosa va mejor’. Toda la historia la conocen seguro y la pueden recordar aquí.
Sinceramente, este comportamiento me parece un insulto a la ciudadanía: para la que está en paro y no tiene ningún recurso. Para los parados en general, para los pensionistas que cobran precisamente ‘eso’ que se ha subido: unos 400 euros. Para los funcionarios andaluces que se han quedado en 1000 euros mensuales y sin pagas y sin subidas. Para los estudiantes que no tienen beca. Y seguiríamos la colección de colectivos insultados por este comportamiento sin parar…Resumiendo, el hecho no es que cobre más o menos. El hecho es que mientras hay tanto paro, tanta pensión congelada o tanto empleado público a los que han bajado el sueldo y quitado las pagas, ella se lo sube. Eso es lo que pasa, la poca vergüenza política y la poca empatía con el pueblo.


Pero no solamente, que ya es importante, es lo que cuento. Es el daño que esta señora hace a la política ética y a su mismo partido. No ha medido la dimensión de su decisión en la alcaldía de Jerez, gobernada por su mismo partido, el PSOE, un partido que gobierna con pinzas, sujetadas por Ganemos Jerez e IU, que no sabemos aún cómo van a reaccionar ante semejante dislate. Mamen Sánchez como alcaldesa de Jerez tiene que dar explicaciones. La secretaria local de Jerez y la provincial de Cádiz del PSOE también tienen que decir si están de acuerdo con esta subida de sueldo. Y por supuesto, Susana Díaz, responsable máxima andaluza del socialismo, también tiene que decir qué hacer con este caso. Porque si no hacen algo, demostrarán, que al final no han cambiado nada y no se merecen la confianza de los partidos emergentes.
La Alcaldesa de Guadalcacín debería dimitir. Y si no lo hace, debería ser cesada por sus responsables en el partido. El acta, por desgracia en este país, es de los concejales y no de la lista que votas. Si no atajan estos comportamientos de golpe, el PSOE sólo está alimentando los argumentos de quienes dicen que no pueden seguir gobernando.

No hay comentarios: