12 julio, 2015

Ahora en comun vs. Podemos, lo que nos faltaba.

[caption id="attachment_513" align="aligncenter" width="230"]1131936982_2f0a8335ef_o Cuco (c) Cuculus canorus / Eurasian Cuckoo / Cuco-canoro #flickr https://flic.kr/p/2J2tqS by Muchaxo[/caption]

Me cuesta mucho entender lo que está pasando con esta nueva plataforma de izquierdas 'Ahora en común'  que se quiere presentar a las elecciones generales. Algo que debería ser bueno, que toda la izquierda fuera junta, pero que se ha convertido en algo malo, porque se ha convertido en un enfrentamiento ‘esa parte de la izquierda’ contra Podemos, lo cuál es malo.
A ver. Fui interventor de Ganemos Jerez en las últimas elecciones locales. Yo entendí en su día que Podemos no quisiera presentarse con su ‘marca’ en unas elecciones. Es un partido nuevo y corría mucho riesgo al no poder controlar a todo el personal que fuera en una lista. Lógico, no se tenía la infraestructura suficiente para eso, y sabiendo como somos, nadie duda de que mucho vividor hubiera aprovechado tal situación para colarse en unas listas, como ya vimos que ocurrió en algunos casos.
Sin embargo, creo que también perjudicó. Durante el día electoral, muchísimas personas estaban preguntado ‘¿Dónde está la papeleta de Podemos?’ A pesar de la campaña que se hizo, nunca se llega a quien pasa de ver programas de política en la tele, a quien pasa de estar todo el día enganchado a facebook o twitter, y al que pasa de la política en general, pero sí va a votar.
Me costó la vida convencer, no nada más porque estaba yo sólo en un colegio con cuatro mesas y no daba abasto, si no porque de otros partidos ya se encargaba - yo si fuera ellos hubiera hecho lo mismo - de decir que ‘Podemos’ no se presenta a las elecciones.
Yo estoy convencido que Ganemos Jerez perdió un concejal, e incluso dos, por esta cuestión, por gente que se confundía a la hora de votar.
Antes de aquello IU decidió no participar de Ganemos por respetar sus siglas, cosas que yo también entendí.
Ahora ocurre lo contrario. Es Podemos quien quiere ir con su marca, y son los otros, los que amparándose en el éxito de las plataformas Ganemos, En común, etc… quieren repetir la historia a nivel nacional.
Pero me pregunto ¿Qué éxito? Sí, se puede considerar éxito desalojar de las alcaldías a los gobiernos del PP, pero ojo, no se tienen mayorías. Eso no es un éxito. Eso es medio éxito y estar cogido por las manos por los partidos del bipartidismo, que no seamos inocentes, harán todo lo posible para que los alcaldes y alcaldesas de En común, Ganemos, etc… no pueden llevar a cabo sus programas. ¿Pensáis que PSOE y PP van a dejar que Kichi, Carmena, Colau, etc… hagan una gestión maravillosa para que luego el pueblo les dé la mayoría absoluta? Yo estoy convencido que no. No hay que ser ingenuos.
Pero lo peor es que siendo ahora Podemos el caballo ganador, el que hasta ahora sube en las encuestas y al que temen como una vara verde PSOE y PP, esta plataforma, con el apoyo de IU ( que antes no quería plataformas y ahora sí quiere), quieren que Podemos se integre en ella y difuminar de nuevo el nombre. Y al líder por supuesto, para poner a otro ¿Garzón, Talegón, Sotillos, quizá? Y estamos en las mismas ¿Qué pasará cuando llegue el elector al colegio y quiera votar a Podemos o al partido del coletas? ¿Qué interventor tendrá tiempo de explicar? No. No es factible.
El sentido común dice que tienes que confluir con quien tiene la marca ya hecha. Y quien tiene la tarea hecha es Podemos. Desde hace ya mucho tiempo. No da tiempo a empezar con inventos nuevos.
Yo, desde mi corta experiencia política y desde la barrera, como veo ahora al toro de la política (y perdón por utilizar este lenguaje siendo antitaurino), soy muy desconfiado. Entiendo que hay gente con buena intención que lucha por ese sueño de una izquierda unida, pero de verdad, de frente y con la cara despejada, no con trucos. Pero también estoy viendo como muchos ‘ex’ de otros partidos se están apuntando a esta nueva cosa en común. Gente que en su partido no consiguió un sillón y que ahora se están buscando el propio en otros. Gente que tenían cargos políticos en sus ex partidos y no son capaces de entrar en Podemos o en cualquier otro partido político desde la base, desde cero. Gente que no son capaces de asumir que fuera de sus ‘ex’ partidos, no son absolutamente nadie. Gente que lo que está demostrando es que se aprovechan de esta nueva plataforma en común para servir a sus intereses, para seguir perteneciendo a la casta. Sí, la casta. Gente que hacen declaraciones como si representaran a alguien y sólo se representan a sí mismos y a un par de seguidores.
Lo que está sucediendo, pienso, es un caso de vampirismo político. Chupar la sangre del que ya hizo el trabajo. O también se puede comparar con el cuco, ese pájaro que le quita los huevos a otro, y pone los suyos para que se lo incuben.
De todas formas, habrá ruido mediático. Por la derecha. Les interesa esta división, este enfrentamiento.
A mí por mi parte, no hay cosa que me desgaste más que discutir con los que considero que son ‘los míos’.
Yo no soy un talibán de Podemos, de hecho, lo único que hago es seguirlos online. No voy ni a los círculos (¡Quedé tan harto dela política activa!) pero creo que es la herramienta que necesita España para quitar el bipartidismo de PP y su marca blanca Ciudadanos y PSOE. Otros inventos, sólo hacen daño. Los intereses de los partidos de izquierda no deben de estar por encima de los intereses de la gente. Sí, de la gente, de la que se define como ni de izquierdas ni derechas, sino la gente normal, que sólo quiere vivir con justicia y a la que sólo le preocupa la política para ir a votar cada cuatro años, que ya es mucho. Hay muchas cosas que no me gustan de Podemos, pero como los militantes del PP, me las trago, porque sé que no hay otra opción mejor. Pero en la izquierda somos tan sensibles que por cualquier virus, nos resfriamos y ya no salimos de casa.
Hay que apostar al caballo ganador si se quiere ganar, y ese caballo se llama Podemos. Lo que no sea esto, es gastar el dinero en papeletas sin premio y darle cuatro años más a Rajoy en La Moncloa.

3 comentarios:

María dijo...

Alfonso, acabo de ver una peli en la sexta del año 2006: "V de Vendeta" o algo así. Al final casi me emociono y se me saltan hasta las lágrimas.
¿Porqué no entenderemos que es el pueblo quién decide y no los poderosos?
Cuando ya es demasiado tarde, entonces, vuelta a empezar.
Pasó en los años 30 del siglo XX en España (la historia hay que por lo menos leerla) y si queremos que se repitan esos mismos hechos, vamos bien.
Al final diremos que la unión de TODOS los partidos de izquierda son mayoría en España. Espero que no nos demos cuenta tarde.

¡Muy buena entrada!

Saludos

ciudadanosaborido dijo...

A mí es que estos experimentos a cuatro meses de las elecciones, IU no me asusta, al revés, pero ver a ex del PSOE que se acaban de salir justo ahora para no perder su sillón, me asusta... por cierto ¿Qué tengo que hacer para enterarme cuando actualizas tu blog? ¡no te veo por las redes!

Ivan dijo...

Creo que no sólo el fin es lo importante, también los medios. Se que es una utopía pero siempre he creído en la unidad de la izquierda. Hay tanto por crear e inventar, que es normal que el debate y la discrepancia surja entre nosotros. milito en CC.OO. desde hace muchos años, desde hace 25 cambié de federación al aprobar unas oposiciones de funcionario. Pero podría estar en UGT, donde militó mi abuelo y por lo que fue fusilado. Y aunque en mi sector es minoritario, coincido a menudo con miembros de CGT en las reivindicaciones. Para mi todos son mis compañeros y la confluencia de ellos es fundamental para sacar adelante nuestros intereses.
La Unidad política no suma, multiplica. Es cierto la marca Podemos, coincidirás conmigo que no por los méritos realizados hasta ahora, es de un enorme valor. Cientos de miles de personas, con escasa implicación política en muchos casos, están dispuesta a votarla. Y esta oportunidad debemos aprovecharla. Sin embargo, necesitamos también una sociedad articulada detrás que sea capaz de defender las propuestas y cambios que se hagan desde las instituciones, necesitamos una militancia bregada, capaz de respaldar la acción de los y las legisladoras, e inspirar el contenido de estas propuestas. La gente de IU es un elemento fundamental para construir este cambio,no creo que lo más correcto sea el llamamiento a darse de baja en su organización y sumarse a Podemoos. (Esto me recuerda lo de la casa común de la izquierda que decía el PSOE) Conseguir llegar a acuerdos donde todo el mundo se sienta cómodo, sentará las bases de este cambio que todos ansiamos.
Lo que están haciendo con Grecia nos da idea de la catadura moral (y de la fuerza) de nuestro enemigo. No estamos para despreciar a nadie.