01 abril, 2015

Podemos Andalucia: frente a la investidura de la presidenta de la Junta ¿Qué hacer?

Mitin central PODEMOS comicios andalucía Cyberfrancis. via Compfight


Como ya dije en un anterior artículo, me sorprende que se esté prestando en los medios de comunicación mucho más tiempo a con qué votos será investida presidenta la actual en funciones Susana Díaz, a con qué votos se elegirá al futuro presidente o presidenta del Parlamento.


Pero el debate está abierto sobre la postura de Podemos Andalucía  en esa investidura. Un debate también interesado por los enemigos de la formación que a través de los medios afines intenta revolver la opinión pública para dañar a la imagen de Podemos. De hecho, muchos están deseando de que Podemos se retrate para que, haga lo que haga, desgastarle por el peligro que supone a los de siempre, diciendo que qué malos porque pactan o que qué malos porque no pactan. Como si la única opción fuera pactar, que no lo es. Ganas de confundir al personal.


La situación es la que es: el PSOE ha ganado las elecciones andaluzas pero no tiene mayoría absoluta y Podemos Andalucía no las ha ganado quedando en la oposición. Es decir, ha tenido un número de votantes insuficientes para gobernar. Muchas personas han hablado de decepción en las filas de Podemos. Es verdad, aspiraban a más, lo que demuestra que es un partido para gobernar, con aspiraciones altas y no un partido que aspira a ser bisagra y vivir del cuento de la política como profesión y no como servicio.
Podemos se enfrenta a esta situación: mantener el número de votantes y convencer a otra parte del electorado andaluz que no le votó para que lo voten. Sólo así podrán obtener una mayoría suficiente para gobernar.
¿Eso como se hace? No manteniendo una cara de ogro. El electorado andaluz y sobre todo el que no vota Podemos pero pudiera votarlo algún día, no puede ver en Podemos un obstáculo para la gobernabilidad de la Junta de Andalucía. O sea, Podemos debe ceder en primera o segunda opción con una abstención para facilitar el gobierno. El pueblo andaluz vería a Podemos como garantía de futuro y responsabilidad política. Ahora bien, acto seguido, Podemos debe hacer una oposición fuerte. Marcarle el ritmo al gobierno, no pasar ni una ley que perjudique al pueblo y por supuesto, no pactar ningún cargo. Sólo acuerdos puntuales con lo que coincida con el programa de Podemos.
Si Teresa Rodríguez y su equipo consiguen este dificil equilibrio, las próximas elecciones serán para Podemos. Si no lo consiguen y se termina convocando elecciones por segunda vez, el PSOE tendría mayoría absoluta y Podemos perdería representación. Cosa que tal vez, muy posiblemente, es lo quisiera el PSOE y llevará en sus negociaciones a Podemos hasta el límite, haciéndole tragar círculos líneas rojas..
El juego político no ha hecho nada más que comenzar. Es más, la actuación de Podemos en Andalucía es mirada con lupa desde el resto de España, y un Podemos no obstaculizador pero consecuente con su programa, haría ganar muchos votos a nivel nacional.

5 comentarios:

Francisco Salgado dijo...

Te equivocas, ciudadanosaborido: Podemos debe ser coherente: si la fontanera, no accede a las tres condiciones básicas expuestas, su voto, en primera y en segunda ronda, deberá ser NO a la investidura.
Nadie entendería entrar en la dinamica de la casta.
A costa de repetir elecciones, e incluso perder votos en esa consulta,......hay que perder batallas, para ganar la guerra.
Saludos desde Cáceres.

Daniel Manzano dijo...

Yo no lo veo así. Es complicado saber qué hará la gente de aquí a cuatro años, y hay muchas variables, por lo que hacer predicciones es bastante complicado. Sin embargo, está claro que los votantes de Podemos no son votantes del PSOE. Ahora a Podemos le ocurre lo mismo que le ha pasado a IU tanto tiempo. El problema es que si yo voto a Podemos (o a IU) porque considero que el PSOE es casi lo mismo que el PP no quiero luego que el partido al que voto pacte o le abra las puertas a ninguno de los dos. Si hay que repetir las elecciones se repiten, pero si Podemos va a ser el palmero del PSOE no los votaré, prefiero para eso votar al original y no autoengañarme.

Después está el tema de las generales. Si ahora Podemos pacta o se abstiene en la Junta, ¿pactará con el PSOE en las generales? Si veo la más mínima posibilidad de que eso ocurra no los votaré, porque yo lo que quiero es acabar con la corrupción, y ahí que sea corrupción del PP o del PSOE me da un poco igual.

ciudadanosaborido dijo...

Gracias por escribir. Te entiendo. Si a mí lo que me pide el cuerpo es negar la investidura. Pero el PSOE sabe muy bien que es lo que está haciendo. Quiero provocar una repetición de las elecciones para, primero echar las culpas a Podemos (como si Ciudadanos, con quien gobierna en Sanlúcar de Barrameda, no existiera) y recuperar la mayoría absoluta. Yo no quiero que vuelva a pasar esto http://www.elmundo.es/elecciones/mar04/andaluci/notand01.html

ciudadanosaborido dijo...

Gracias por escribir. Hay que explicar muy bien que no es un pacto. Sería facilitar el gobierno de la Junta, no paralizar la administración. Sólo eso, como le he contestado al comentarista anterior. El PSOE quiere provocar unas elecciones anticipadas para recuperar la mayoría absoluta y de camino aplastar a Podemos echándole la culpa. Yo no quiero que vuelva a ocurrir esto http://www.elmundo.es/elecciones/mar04/andaluci/notand01.html

¿Un tiempo nuevo? | Demasiadas palabras dijo...

[…] Podemos Andalucía: frente a a la investidura de la presidenta de la Junta, ¿qué hacer?, PSOE-PODEMOS: Que parezca una negociación, Apuntes sobre al izquierda y las elecciones andaluzas, Elecciones en Andalucía: ¿Ensayo general?, El futuro de Izquierda Unida tras las elecciones en Andalucía, Pescar, Análisis: debate post-electoral sobre las elecciones andaluzas, Tras la Resaca Andaluza, Elecciones Andaluzas 2015: Interpretaciones. […]