04 febrero, 2015

Somos Izquierda rechaza frontalmente el pacto antiterrorista PP-PSOE @somosizquierda


Los integrantes de este colectivo,  conformado por militantes de distintos partidos y personas de izquierda independientes, denuncian que se está vulnerando el espíritu humanista de la legislación penal española y de nuestra Constitución


La recién creada plataforma Somos Izquierda rechaza el pacto antiterrorista con el PP por innumerables razones. En primer lugar, en ese difícil equilibrio entre seguridad -defendida por la derecha- y libertad, -defendido por la izquierda-, no se entiende que el PSOE asuma principios contrarios a su ideología de base, cercenando la libertad de los ciudadanos en pro de una supuesta seguridad.


Creemos que es una legislación engañosa, ya que parece ilógico legislar para endurecer las penas de yihadistas, teniendo en cuenta el frecuente modus operandi de inmolación. En todo caso, parece evidente que la dureza de las penas no va a amedrentar a los verdaderos terroristas.


Desde Somos Izquierda queremos asimismo destacar las coincidencias con la Patriot Act, una ley que no respeta los derechos humanos más básicos, y por la cual, cualquiera que resulte sospechoso de terrorismo puede ser encarcelado. Así, por ejemplo, se justifica la creación de una aberración como Guantánamo.


La propia definición del término terrorismo ni siquiera cuenta con un consenso internacional, por lo que terrorismo es todo aquello que a un estado le pueda estorbar. Proliferan los conceptos novelescos como “lobo solitario” cuya existencia, real o imaginaria, sólo pretende fomentar el miedo y justificar el recorte de libertades. Qué duda cabe que el pacto antiterrorista es caldo de cultivo para todo tipo de purgas políticas, que ya se están dando,  como hemos visto recientemente en el caso de los cinco “terroristas anarquistas” detenidos.



Sin embargo, quizás lo más grave es que con este pacto se vulnera el espíritu humanista de la legislación penal española, cuyo máximo objetivo es la reinserción, tal y como queda reflejado en nuestra Constitución. Una Constitución que al parecer sólo se respeta a rajatabla cuando se trata de la unidad de España o de la inmunidad del Rey, pero no en lo que se refiere al derecho al trabajo, a la vivienda, ni ahora, en un  nuevo atropello a la reinserción.


Desde Somos Izquierda queremos plantear soluciones que vayan a la raíz del problema y que no recorten las libertades de los ciudadanos. Proponemos que haya una auténtica voluntad política para controlar el tráfico de armas. Parece una obviedad que es más fácil controlar la producción y el mercado de las armas que imponer medidas que potencialmente criminalizan a todas las personas. Sin embargo, controlar ese mercado no aparece dentro de la agenda antiterrorista, y cabría preguntarse por qué. Creemos que se debe poner el control del tráfico de armas en la agenda como primera y principal medida, y que debe ser impulsada a nivel internacional. Sólo hace falta voluntad política.

No hay comentarios: