31 marzo, 2013

El ocaso de la Semana Santa en Jerez

He vivido una de las semanas santas más extrañas de mi vida. Quizás sea porque  no se ha vivido. Lejos quedan aquellas Semanas Santas que daban esplendor a Jerez. Y cuando hablo aquí de Semana Santa, me refiero al hecho antropológico local de celebrar la pasión y muerte de Jesucristo, que dista mucho de lo que es en sí la Semana Santa que proclama los valores del Evangelio.
Lleva martilleándome en mi mente una frase muy preocupante que escuché de una persona con acento extranjero: Aquí no venimos más. En una ciudad en ruinas, cuya única industria es el turismo es altamente preocupante que un visitante diga eso y lo peor, que lo vuelva a decir por donde quiera que va.
La Semana Santa de Jerez se ha convertido en  una Semana Santa privada. Es decir, que si quieres ver algo en la carrera oficial - a la que van los turistas porque no tienen ni idea ni se les  informa del turismo por los barrios ya que parece que sólo existe el centro de Jerez - tienes que pagar. Si no pagas, te encuentras con palcos de altura que impiden totalmente no ya la visión de los penitentes, si no la visión de los palcos.
Este año 2013 parece que todos los planetas se pusieron en fila: la lluvia, más la mala suerte de coincidir gestores cuya gestión hemos padecido tanto en ayuntamiento de Jerez, unión de hermandades y protección civil.
La lluvia ha estropeado la Semana Santa, sí, pero mucho peor ha sido la decisión de algunas hermandades de salir teniendo previsiones de agua bastante claras.  Lejos quedan aquellos tiempos de Mariano Medina en los que había que hacer un acto de fe. Hoy, con nuestros smartphones en mano tenemos la información del radar de la AEMET en el acto y vemos donde está lloviendo en un justo momento. Si queremos afinar más, podemos consultar el radar de la agencia meteorológica de Portugal.  Pues aún así, el viernes santo decidieron salir quienes ya sabemos convirtiendo un día que podía haber sido grande, no por las procesiones pero sí por la oración a los titulares en los templos, en un perfecto desastre desorganizativo por las calles de la ciudad. Las procesiones que hacen los niños en el Viernes de Dolores, son mucho mejor.
Uno entiende que se puedan poner sillas por las calles, que en altura, no molestan. Pero sí tendrían que aplicar los valores del evangelio a la hora de adjudicarlas. Sillas para personas con problemas de movilidad. Sillas para padres y madres con sus niños y niñas. Sillas para personas mayores. Pero no sillas para niños de veinte años ¡Que se muevan, ****! Las sillas, para quien las necesite, pero no para quien pueda pagarlos y negársela a quién no tenga dinero pero sí necesidad de estar sentado. Recordar hermanos cofrades de qué parte está Jesús de Nazaret en esta cuestión.
Los palcos. Ya veis las fotos. En vez de pasar un paso parece que van a soltar un toro. De vergüenza. Nadie puede ver la carrera oficial. Los turistas se van. Es lógico ante estos armatostes.
Y la seguridad. Te quedas encerrado, como yo me quedé en la calle José Luis Díez cuando me plantaron una valla cortándome la calle sin previo aviso. Sin poder subir a la Plaza de la Asunción y como única salida la calle Juan de Abarca, que te aleja de todo.
Aceras invadidas con palcos que no dejaban el paso a personas con sillas de ruedas. Y mucho menos a padres y madres con carritos de bebé.
Y la pregunta: ¿por dónde entra aquí una ambulancia si sucede algo?
Resumiendo, la peor semana santa que se ha podido hacer en Jerez. Aunque cabe aún que se pueda hacer peor. Hay almas pensantes, leo por ahí, que quieren que la carrera oficial empezara en la calle Por-Vera. Digo yo que puestos a pedir, que empiecen en Santa Ana, en la calle Lealas. O desde la entrada de la carretera de Trebujena y así se puede conjugar las procesiones con Area Sur...
Y otras almas pensantes que insisten en un Sábado Santo con procesiones... al igual que Sevilla. Yo me digo a mí mismo que si no saben hacer un viernes cómo van  a hacer un Sábado...
Se nota que nos hace mucha falta el espíritu del hermano Rafael. Sí, Bellido Caro. El sí que era un obispo que hubiera puesto orden entre tanto desorden. Y como debía y como sabía: a la luz del evangelio.
Ironías aparte, o esto cambia o Jerez se hunde con lo poco que nos queda.
Vámonos a las fotografías: [caption id="attachment_9967" align="aligncenter" width="600"]Palco en José Luis Díez Palco en José Luis Díez[/caption] Ya me dirán ustedes que ante semejante palco ni poniéndose uno un cuello de avestruz... [caption id="attachment_9968" align="aligncenter" width="600"]Calle José Luis Díez Calle José Luis Díez[/caption] En este sitio me encontraba yo. Díganme cómo puede pasar por ahí un carrito de bebé o silla de ruedas. [caption id="attachment_9969" align="aligncenter" width="600"]Calle José Luis Díez Calle José Luis Díez[/caption] Y  nos colocaron la valla cortándonos el paso ... y lo más fuerte... los palcos vacíos... jamás había visto palcos vacíos en la Semana Santa de Jerez. [caption id="attachment_9970" align="aligncenter" width="600"]Calle José Luis Díez Calle José Luis Díez[/caption] Y la valla quedó colocada .. .ahora o la saltas... o por Juan de Abarca... Las fotos anteriores las hice yo, las siguientes son de Jerez Distrito Sur en facebook [caption id="attachment_9971" align="aligncenter" width="600"]Gallo azul Gallo azul[/caption] Como pueden ver el palco sobrepasa la altura de las personas. palacio domecq ds Paso que dejaron entre palcos y el palacio de Domecq. ¿Cuánta gente puede pasar por ahí en caso de aglomeración? ¿sillas de ruedas, carritos de bebé, camillas para ambulancias? pz arenal ds Y por último, la plaza del Arenal, la plaza más importante de Jerez.  Es lo que vemos las personas que vivimos en la zona sur y llegamos andando al Centro. El Alcazar, la calle Armas y ... esto. Este mamotreto. Este muro.  Parece como si Jerez nos diera la espalda... como si no nos quisieran... lo mismo deben sentir los bares y restaurantes de la zona viendo semejante impedimento. Que también podemos ver supera la altura de una persona. Aquí está el programa que hicimos el sábado santo en Frontera Radio hablando sobre el tema: Y no quería olvidar la otra pasión de Jerez: el paro. Estas señoras protestando la noche del domingo de ramos en la calle Armas porque no le pagan frente a la tienda Kebabish. 20130324_232111


Pueden protestar en facebook en https://www.facebook.com/palcossemanasantajerez

Entrada original publicada en http://asaborido.wordpress.com/2013/03/31/el-ocaso-de-la-semana-santa-de-jerez/

6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Siempre creí que Jerez vivía del vino.

Alfonso Saborido dijo...

Hace años muchos ya, que la industria del vino se hundió, y sólo quedan unas cuántas bodegas en manos de las multinacionales. Muy poca gente vive del vino en Jerez ya.

Mark de Zabaleta dijo...

Excelente constatación de que ya no es (ni será) como antes...

Saludos
Mark de Zabaleta

Alfonso Huéscar Muñoz dijo...

De antaño es el circo y pan
Aunque cada vez es más circo... para gloria y ganancia del césar

Un saludo
al + mc

AGL dijo...

Todo el mundo se da cuenta de esto... menos quien puede poner remedio. La Semana Santa, con los palcos, queda MUY LEJOS de la gente.

Anónimo dijo...

geotorelxzp credit companies
consolidate credit card debt