04 diciembre, 2012

Sirio / Faro de Luz




Cayó de bruces por amores
en bruto mineral obtenido,
el hombre dios omnipotente
que todo lo quiso, todo lo pudo.

De rodillas ante el mundo,
azul girador de vueltas infinitas,
gozoso de humildad y pureza,
mudo quedó bajo la luz.

Planeta madre que te pare
de tus entrañas en lava ardiente,
barro viejo del perfil paraíso.
Fruto de la Tierra. Amén.

Asombrados ojos que levantaron
al ritmo de unas piernas vírgenes,
hacia arriba erecto el negro cuerpo,
la mente humana rápida trepa
camino ascendente a las estrellas.

Al final, también azul blanquecino
Sirio alumbra en brillo de plata
ganando a todo objeto estelar
en el único universo conocido.

Marca la historia.
Marca el ritmo.
Energía del Universo.
Late la vida.
Faro de Luz.


Todos mis poemas en Asidonium

1 comentario:

Lichazul dijo...

que bella loa , Sirio resplandece en tus versos Alfonso

abrazos y buena jornada