06 diciembre, 2012

Bromas pesadas: la niña del ascensor y su segunda parte, con muerto incluído

Desde que hace ya muchos años, veinte lo menos, los hermanos Summers nos trajeron a la televisión de España aquellos famosos programas de cámara oculta, siempre me llamaron la atención. De hecho, hay bromas muy divertidas con las que me he reído mucho, ya sean a personajes anónimos o a personajes famosos.
Pero en estas últimas semanas, han vuelto a la palestra este tipo de bromas por lo que yo considero que son líneas rojas que nunca se deben traspasar: bromas macabras, que o bien le puede costar la salud al sufridor de la broma o inclusive, poner en peligro la vida de los actores encargadas de hacerlas, ya que las reacciones humanas ante el miedo son imprevisibles.
Me refiero a las consabidas bromas del fantasma de la niña del ascensor o el muerto de la caja que se abre en el mismo ascensor.
Os dejo los dos vídeos. Vean y juzguen, y sobre todo, pónganse en el sitio de las víctimas. Los vídeos los he encontrado gracias al trabajo de Dotpod


5 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Son programas que buscan la cuota de pantalla a cualquier precio...

Mark de Zabaleta

Lichazul dijo...

cámara oculta , una forma de hacer efectiva la TV instantánea
acá también se ejecutan bromas que cada vez se ponen más pesadas

abrazos y buena jornada

mariajesusparadela dijo...

Para mi una broma lo es si nadie sufre.
Lo mismo para la diversión: si alguien tiene que ser sacrificado en aras de la diversión de otros, no es broma, es crueldad.

Paco Principiante dijo...

A mi me da la impresión de que son todos actores. Los que hacen de gancho como los "timados".

Hay cosas que no me cuadran...

Amig@mi@ dijo...

Te comentaba, y no está mi comentario, que si me pasa a mí eso, con el corazón en mis condiciones, me muero allí mismo. Yo creo que se pasan. Es aterrador.
Un abrazo