18 noviembre, 2012

Hasta siempre, Miliki

Pongo aquí una reflexión que he escrito en mi facebook. Siento mucho la muerte de Miliki, me dio mucho en mi infancia: risas, ratos de compañía... pero...

Lo bueno de cuando alguien se muere, es que no se recuerdan los errores. Es verdad que con los payasos de la tele se pasaron muy buenos ratos. Pero yo también me acuerdo de que aquél lunes antes de almolzar que una niña fue a jugar pero no pudo jugar porque tenía que fregar y así lo hacía así así... y tampoco pudo jugar ni el martes ni el miércoles ni el jueves ni el viernes ni el sábado... hasta el domingo en que pudo rezar. Es verdad que tiempo más tarde sacaron una versión nueva donde ya la niña era una mujer más libre... pero aquella semilla del machismo nos quedó impregnada hasta el último rincón de nuestra célula a todos los que tenemos más de 40 años en España. Y con ello no quito mérito a los payasos de la tele, porque a mí me encadilaron, pero también me enseñaron que la tenía que hacer la cama en mi casa, era mi hermana.


4 comentarios:

Lichazul dijo...

abrazos y ánimos amigo querido
siento lo de tu amiga
que la tierra le sea leve

Lichazul dijo...

disculpa, pensé que era una mujer MILIKI
ni idea de ese personaje por este lado del mapa

abrazos

Amig@mi@ dijo...

Insustituible!!
Un abrazo, Alfonso.

Mark de Zabaleta dijo...

Una gran reflexión !

Mark de Zabaleta