07 agosto, 2012

Marte

Todo está escrito sobre la Curiosity. Pero hoy ha sido un día grande. Mientras yo conducía mi coche, escuchaba por la radio como otro coche parecido ponía sus ruedas en Marte. 
En esos momentos pensé en ese punto rojo que he visto muchas veces en el cielo. Se consiguió otra vez. Se ha puesto otro artilugio humano en Marte. Es algo que parece imposible y a la vez maravilloso.
Qué humanidad ésta ¿verdad? Llegamos a Marte, estamos llegando a Plutón, aunque no aterrizaremos allí... descubrimos la penicilina, transplantamos corazones... somos una gran especie, hacemos grandes cosas, ... y malas también. Tenemos los dos grandes extremos. 
Pero yo me quedo hoy con Marte, con aquellos atardeceres rojos. Déjenme hoy, de nuevo, como un niño chico, soñar.

2 comentarios:

Lichazul dijo...

y vamos llenando de cachureos (artilugios y desechos) otro planeta que no sea el propio...

no hay caso con el hombre, donde sea que vaya o envíe algo, deja todo sucio y sin recoger nunca el envoltorio

:D abrazoooo

Hada Isol ♥ dijo...

Pensé en ti cuando lo supe,a mi también me fascina saber a donde podemos llegar y hoy como tu solo quiero ver con addmiraación como la uanidad va siempre por desafios nuevos!Un abrazoz Alfonso!