03 agosto, 2012

Los resbalones políticos de la Alcaldesa Senadora de Jerez

Son resbalones los de la señora María José García - Pelayo. Está perdiendo facultades políticas porque de otra manera no se entiende. Ayer se defendía de las preguntas de por qué el ministerio de hacienda no confíaba en el ayuntamiento de Jerez y no cumplía las promesas que se le hicieron de un plan especial para la ciudad. No se le ocurre a la señora otra cosa que echarle la culpa al anterior gobierno.
A ver. El anterior gobierno ya no está. Gobierna ella. Gobiernan en Madrid los mismos que ella. Y si no confían en el ayuntamiento de Jerez ahora es porque está ella. Qué tendrá que ver el pasado ya. Lo de la herencia ya no es que no cuela. Es que chirría llegando a situaciones como éstas: esperpéntica.
Sus declaraciones siguen decayendo. Intenta minusvalorar - y detrás sus dos tuiteros como loros - a las protestas de los trabajadores y trabajadoras municipales por su coreografía de 'Que la detengan' de David Civera, como protesta contra su gobierno y su decisión de despedir a cerca de cuatrocientos trabajadores y trabajadoras sin que sepamos aún cuáles han sido los criterios.
Dice que no es momento de bailar y cantar. ¿Cómo que no?
Se nota que la señora alcaldesa es de derechas y estará acostumbrada, supongo,  a las canciones de María Ostiz o Kiko Arguello. Porque de otra manera no lo comprendo.
Desconoce la señora alcaldesa el poder de una canción: que oíga a Raimon diciendo no o a Víctor Jara. O que vea bailar a Billy Elliot, todo un ejemplo de lucha y reivindicación con el baile.
La Alcaldesa de Jerez sigue aislándose. De su ciudad y por lo visto, también de su partido.

Pueden ver aquí en radio Jerez el vídeo de la protesta: es para no perdérselo.

1 comentario:

civilis dijo...

El proceso del ERE municipal le pasará factura política, tanto como la decisión de vender Aguas de Jerez, de poner el AGUA EN MANOS PRIVADAS, el hacer que accionistas reciban dividendo a través del cobro de algo que es imprescindible para la vida, como es el agua.