02 julio, 2012

Cortinas de humo y el ensuciamiento de la política en Jerez



En la viñeta de Forges cambie usted ‘Educación para la ciudadanía’ por lo que usted quiera y ya tendrá la cortina de humo perfecta.
Las cortinas de humo han sido un socorrido recurso por la mediocridad de la política para ocultar sus verdaderos fines. Pero como todo, con el tiempo cambia, aunque hay políticos que se quedan atrasados en el sistema, y siguen utilizándolo. Ocurre para que me entiendan, lo que sucede hoy con los periodistas empeñados en ser unos unos punto cero. Increíble, todavía los hay que defienden a capa y espada el uso del fax.
Suele ser la derecha quién más utiliza estas humaredas desinformativas. Y como la derecha es como es, no ha asumido aún - aunque lo saben, de ahí el encarecimiento de las tasas universitarias para que el pueblo no aprenda, por ejemplo - que el pueblo ya sabe de esas cosas. Es más, viene de vuelta y media.
En Jerez tenemos la mala suerte que la derecha - en todas sus vertientes: la religiosa, la mediática, la gubernamental - se dedican a hacer columnas de humo para tapar lo que ocurre en la ciudad.
Leía en un artículo de prensa a un político local decir que el pueblo les saluda y aplaude por donde van. Obviamente. Eso también le ocurría al general Franco y hoy ocurre con Chávez o con cualquier persona, no hay que irse tan lejos en el tiempo ni en la distancia, con poder.
Claro que el político ya se cuida de ir a los sitios en que le quieran, le mimen, le arropen y le den besitos.
Hoy hubiera sido un buen día para que estos políticos locales que nos han tocado se hubieran pasado por las farmacias jerezanas para ser recibidos en loor de multitudes por los/as pensionistas que están pagando por primera vez sus medicamentos.
Es la costumbre ya previsible del gobierno jerezano. Antes de cualquier decisión que tomen puramente ideológicas de derechas - ya sabemos de su complejo para aceptar que no son de centro - lanzan una cortina de humo sacando las mierdas políticas de sus anteriores precesores.
Creen así distraer a la opinión pública. Ahogarles en su humo. Pues no.
La opinión pública ya conoce de las mierdas políticas de cada cual y ya dio el suficiente castigo en las urnas a cada partido que gobernó.
Al que le da el gobierno, se lo dan para eso, para que gobierne, porque de mierdas ya saben.
Y en Jerez, no se gobierna. Llevamos un año de crispación municipal, de problemas laborales en el ayuntamiento que la derecha prometió resolver y que lo único que ha hecho es empeorar.
Las cortinas de humo ya no sirven. La gente saben el aumento del paro y la repercusión que va a tener estos primeros despidos municipales. La gente sabe que hoy la basura te cuesta cinco euros más. Que tienes que pagar en la farmacia. Que la bombona de butano ha subido. Que la luz también ha subido. Que en Jerez se va a ampliar la zona naranja. Que nos recortan los sueldos. Que las tasas de la universidad se han puesto sólo alcanzables para ricos. Que no hay un puto duro y que esto parece que no tiene arreglo.
Las cortinas de humo el pueblo se las fuma como si fuera un porro, para expulsarlas con un mono que cualquier día nos va a dar un disgusto.
Cortinas de humo para destapar mierdas políticas. Al final, se enmierda todo. Y ya saben, quién más apesta, es el que la remueve.

2 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Y el pueblo sabe que echan a los que no les convienen y se quedan con los de "libre designación": amigos suyos que pagamos todos.

Alicia dijo...

Una conclusión escatológica, pero la verdad es sólo una y lo que hay es lo que hay...