01 octubre, 2011

Cómo nosotros

Desde pequeño, los monos son unos animales que me atraen. Pero no evocan en mí sentimientos como los perros. No. Me dan miedo, un cierto recelo, sobre todo los chimpancés. El hecho de vivir en Jerez, con un zoo como el Tempul ha provocado que yo haya tenido trato con los monos relativamente frecuente en mis visitas al Parque.
Me cuesta mirarle a los ojos. Parece que entienden. Me resultan como niños chicos grandes con pelo.
Cuando estudié antropología y un poquito de etología me di cuenta que realmente entendían. Por eso me gustan tanto las películas de la saga del planeta de los simios. Pero hoy, llega a mí la prueba de la realidad. Una gorila que se comunica con los humanos a través de la lengua de signos: Koko



Visto a través de Punto Geek

No olvides seguirme en www.alfonsosaborido.es

8 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Comparto esa reticencia...

Saludos
Mark de Zabaleta

Satie dijo...

La verdad es que Koko fue criada como una humana toda su vida, por eso hace muchos comportamientos atribuidos a humanos. A muchos animales domésticos les pasa. Si pensamos que hay diferencias cualitativas con otros mamíferos es cuando podemos llevarnos sorpresas.

Ysupais dijo...

Si impresiona, pero solo a los que sabemos que eso es posible, ya que la inmensa mayoria de gente nunca se conciencia de ello y cree que solo es casualidad en ese caso; llevo viendo experimentación de gorilas,chimpancés y orangutanes en programas de TV.y es extraordinaria la capacidad de acción con erramientas y actitudes de estos semejantes.
Gracias por traerlo, lo difundo con tu permiso.

Saludos.

Ysupais dijo...

Si impresiona, pero solo a los que sabemos que eso es posible, ya que la inmensa mayoria de gente nunca se conciencia de ello y cree que solo es casualidad en ese caso; llevo viendo experimentación de gorilas,chimpancés y orangutanes en programas de TV.y es extraordinaria la capacidad de acción con herramientas y actitudes de estos semejantes.
Gracias por traerlo, lo difundo con tu permiso.

Saludos.

Amig@mi@ dijo...

Da un poco de yuyu, sabe exteriorizar sentimientos y entiende casi todo lo que pasa a su alrededor. Quizás no estemos tan lejos del planeta de los simios...
Un saludo, Alfonso.

ZOWI dijo...

A mi esta Koko me recuerda al mono protagonista del Planeta de los Simios, que recuerdo que viste este verano y posteaste algo. Me da mal rollo, como dices, como si estuviera maquinando algo.

Besos y agur

elisa...lichazul dijo...

son nuestros parientes más cercanos, como primos que nos conocen en la otra faceta del crecimiento, ese que es todo revuelto y hasta animal, porque querámoslo o no , nuestros patrones de conducta social son muy pero que muy similares a los de ellos en su ambiente natural

el adn es más fuerte y nuestros resabios del hipotálamo lo saben

abrazoooogrande Alfonso...esa costumbre de abrazarnos ellos la complementan con el despiojarse jajaja, quizá nos recuerdan nuestros pasos algo parásitos en algunos lugares jajaja

Mari Carmen dijo...

Después de todo, somos parientes suyos así que tenemos bastantes cosas en común :)

Saludos