04 agosto, 2011

Mi lamento


Cuando murió mi hermana, en febrero de 2009, aunque cada día es un infierno, el día de Navidad parece hecho especialmente para hacerte sufrir (aunque su significado teológico sea el contrario, pero la iglesia que tenemos se ha encargado de hacerlo eso, un día para hacerte sufrir por tus seres queridos fallecidos).
Ante una amargura tan grande, llegas a perder la razón. El proceso de duelo es difícil, sobre todo por las distintas etapas por las que vas pasando: rabia, culpa, pena, negación... esa navidad, fue la más triste de mi vida, sin mi madre, sin mi hermana. A las dos de la mañana ya estaba en casa, sólo. Me acosté llorando amargado, y puse la tele. En el fondo, llegas a perder como la razón, y le pides a Dios o a lo que sea una señal, algo, que me indicara que mi hermana estaba en algún lado, que no había desaparecido.
Puse la tele y me encontré con este vídeo de Raphael y Dani Martín, de El canto del loco. A Dani Martín, lo había escuchado antes, pero nunca le había prestado demasiada atención. Soy más antiguo en música, y me gustan los 70 y los 80. Raphael me gusta, y era uno de los favoritos de mi hermana.
Me dió un vuelco el corazón, porque parecía una señal. Raphael, pongo la tele y es algo que le gusta a mi hermana, pero claro, toda España sabe que decir Raphael y navidad es lo mismo.
Pero me gustó esa canción sobre Peter Pan. La busqué en youtube y la escuché varias veces.
Me gustaba sí.


Pero al otro día me quede frío al buscar la biografía de Dani Martin: en esas mismas fechas, él también había perdido a su hermana. Estaba pasando por lo mismo que yo. En en ese momento me creía que era la señal. No sé si lo era real o no. Pero a mí me alivió.
Han pasado los años y a Dani, le pasa como a mí, no olvida a su hermana, a nuestra única hermana. Ha compuesto una canción llamada Mi lamento, que cómo no, suscribo en cada nota y en cada letra. Ambos estamos en pleno duelo, saliendo y purgamos nuestras penas, el cantando y yo escribiendo esto.
Hoy fui al hospital para mi problema del oído. Eché de menos cómo no a mi madre y mi hermana, que de estar vivas, de seguro hubieran estado conmigo. Al salir desayuné allí mismo y no pude dejar de mirar a la puerta de la planta de oncología, al lado del bar, por dónde tantas veces entró mi hermana. Las últimas, en sillas de ruedas. Pasó ante mí una chica con otra persona, familiar, no sé. Su rostro era el mismo que yo tenía, que tenemos todos los que sufrimos.
Y me fui a trabajar. La vida sigue.

13 comentarios:

Oscar (.teri) Triano dijo...

Sinceramente no he sufrido mucho como tú has hecho con alguien querido. No es lo mismo pero yo he sufrido mucho por la soledad. Ante el sufrimiento no hay que rendirse.

Alfonso dijo...

La cuestión está Oscar que aunque tú sufras, siempre tienes la posibilidad de poderlo vencer.
Pero ante la muerte ¿qué haces? Es la tragedia el saber que NUNCA vas estar otra vez con tu ser querido, por más que quieras o hagas. Es la impotencia.

Zowi dijo...

Impresionante tu post. Me ha hecho recordar algunas cosas mias muy duras.El cáncer es así de hijo de puta. No tiene miramientos con nadie.

Te recomiendo que busques en youtube una canción que te va a encantar y a emocionar. Se titula "Ángel" y es de Nach, un rapero español. Te vas a sentir muy identificado. En ella Nach habla de su hermana desparecida como si estuviera con él todo el día, ayudándole a(sobre)vivir. Ella para él es su ángel de la guarda.

Ánimo con todo.

Besos y agur.

Mark de Zabaleta dijo...

Es la impotencia de la pérdidad de un ser querido, pero siempre queda el recuerdo que nos anima a seguir...

Gran artículo

Saludos
Mark de Zabaleta

Alfonso dijo...

¡Gracias Zowi!!

María dijo...

El dolor con el tiempo se irá amainando pero nunca se va.
Espero que tus problemas de oído se hayan mejorado.

Besos tiernos.

su chico dijo...

Preciosas canciones; aunque un pero:
El Dios que yo creo ni mata ni castiga sino que ama y da la vida
Y malo cuando debemos romper con Peter para poder "crecer"

Un saludo con mi sincero lamento pero aun más esperanzados deseos
al + mc

Princesa115 dijo...

Bueno Alfonso, casi que no puedo decirte nada que tú ya no sepas. Entiendo ese vacío que sientes, esa impotencia pero sólo el tiempo puede apaciguarlo, nunca olvidar pero sí aceptar.
Llorar limpia el alma.
Hoy déjame que me acerque para darte un beso cariñoso

Alfonso dijo...

Se agradecen vuestras visitas!

Alfonso dijo...

Su Chico, el Dios en el que crees es el mismo en el que yo creo. Tanto en Dios (Padre) como en Hijo (Jesucristo) y ya puesto, en Espíritu Santo, también :)

MIGUEL ANGEL dijo...

La vida sigue y eso te hará ser más fuerte. Olvidar no podrás hacerlo porque ha sido alguien especial en tu vida, como lo fue mi padre. Sin embargo, si lograremos ganar la batalla a ese duelo y seguir con la vida. Un abrazo.

maripaz dijo...

alfonso en estos momentos y en los q siguen no hay palabras de consuelo .....debemos seguir viviendo y acostumbrarnos a ese dolor

Agata dijo...

Hace tiempo que no pululo por ningún sitio de la red.
Este Dani lo ví yo últimamente en un programa de televisión hablando y luego cantando dicha canción.Es un chico majísimo.En el programa salió dandole una sorpresa la niña que hace el vídeo que, casualmente, se llama como su hermana.Con el apellido también.
Un nudo en la garganta me llenó ese día.
Al igual que hoy,que vuelvo a leerte.
Y cuando tengas que ir a algún sitio y te haga falta la compañía de alguien:AQUÍ ESTOY YO.