18 julio, 2011

Testamento Vital

Leo por ahí a un cura hablando sobre la vida y la muerte. Lo que tienen que hacer los demás sobre ello, sobre todo porque nosotros no tenemos la oportunidad de vida y vivir que tienen ellos, dígase tener una muerte digna como Juan Pablo II y todos los papas en el palacio Vaticano (¡Qué distinta a la de Cristo y a la de Pedro, ¿verdad?!)
Pero por si las moscas, quiero que se quedé aquí escrito en el blog y quiero que quiénes me leais seais mis testigos de que no autorizo a ningún cura a opinar sobre mi vida o mi muerte en un estado en el que yo no tenga conciencia de mí mismo, ya lo hagan a título particular o perteneciendo a algún tipo de comité 'ético' que vaya a saber Dios si algún día lo ponen en los hospitales.
Así de claro, no quiero a ningún cura que decida sobre mi muerte o mis tratamientos paliativos si me hicieran falta. Soy cristiano, y en ese momento, sólo con la presencia de Dios me basta y la esperanza de volver a ver a mi abuela, a mi madre y a mi hermana.

5 comentarios:

Agata dijo...

Mientras yo viva no ocurrirá eso.

María dijo...

Mi compañero y yo hicimos el testamento vital hace unos años y se queda una algo más tranquila referente a lo sanitario.
En cuanto a lo del cura y la misa en el tanatorio, he intentado que no sea así, pero el notario me dice que cuando se abra mi última voluntad ya estaré quemada y con la misa encima.
Así que se lo digo a mis allegados y todos me dan una colleja y me dicen que me deje de pamplinas que no piense en ello.
¿Y por qué no?
¡¡¡NO QUIERO FUNERALES RELIGIOSOS!!!
En fin, creo que me fui por los cerros de Ubeda.

Besos

Oscar (.teri) Triano dijo...

Esas es una de las pegas de morir: que no puedes controlar lo que van a decir los demás de la vida que has tenido. Afortunadamente no te va a importar, porque estás muerto. Pero da corage con pensarlo ahora mismo.

Hada Isol ♥ dijo...

Opinar y opinar no es lo mismo que hacer,hay tanto por hacer y aquellos que en su vocación han elejido estar ahi donde están en vez de verse en el pedestal desde donde deciden todo por lo demás y juzgan todo,deberían bajar,arremangarse las sotanás y ayudar gente,con ese amor que Dios nos ha dado a travez de Jesús,el recientemente muero Facundo Cabral un día fué llamado por la Madre Teresa le dijo que fuera allá que le tenía un gran regalo para sus 40 años,y era que pase un día lavando leprosos,asi tiene que ser ellos al servicio de sus hermanos dando ejemplo y no desde arriba criticando todo,sobre tod en el tema de la muerte digna,cada uno elija Dios lo entiende de eso estoy segura,El acompaña a todos sus hijos hasta que vuelven a El y concoe bien a cada uno y porque hace lo que hace.Un abrazo Alfonso siempre es grato leerte!

Satie dijo...

Alfonso, no te pongas tan tétrico hombre, que estamos en veranito...