13 julio, 2011

Monumentos religiosos pagados con el dinero de todos y todas




Me protesta alguien a través del blog que ya tengo en desuso sobre mi crítica a que el ayuntamiento de Jerez pague un dinero para la colocación de un monumento a una monja: María Antonia de Jesús Tirado.

No se enteran, que no critico a la monja. Que lo que critico es que los monumentos religiosos donde deben estar es en el templo, y que lo paguen los curas, que para eso algunos, tienen bastante pasta. Nunca con dinero público.
En la calle, monumentos laicos. Que después alguien quiere hacer propaganda a favor del preservativo - algo vital hoy día - y no puede porque hay almas sensibles que se sienten lastimadas. Venga, ¡por Dios Santo!
Los monumentos religiosos, a los altares, que es donde deben estar. Y repito: no pongo en duda para nada la capacidad de bondad y buen hacer de esa monja. En absoluto. Seguro que era buenísima, al igual que muchos cristianos y cristianas de Jerez que son gente estupenda, que lo dan todo, eso sí, sin que su mano derecha sepa lo que hace la izquierda, y sin hábito para distinguirse de los demás.

1 comentario:

Satie dijo...

Es inútil intentar explicarlo a determinada gente. Ver una piedra tallada parece que enfervoriza a algunos.