10 junio, 2011

Cosas de Dios



Al que madruga, Dios le ayuda.

O

No por mucho madrugar, amanece más temprano.


Yo soy de los primeros, aunque a veces me ayudan y otras no. Pero siempre me levanto temprano. Odio llegar tarde a los sitios. Odios esperar.

¿Y tú, de arriba o de abajo?

8 comentarios:

Anónimo dijo...

No me gusta levantarme temprano pero nunca llegaré tarde, un saludo desde Tomara que tuviera... Mamé Valdés.

Satie dijo...

De los que le gusta madrugar, aunque últimamente me cueste un poco más.

elisa...lichazul dijo...

pos yo de lunes a viernes a las 06 am , los sábados a las 07 am, y los domingos a las 08 am
además mi reloj lleva cinco minutos adelantado siempre al horario normal, no es que me guste madrugar, mis Responsabilidades son Tiranos muy grandes para incluso darme vacaciones o enfermar
es lo que me tocó vivir:)

feliz fin de semana

María dijo...

Estoy flipando con lo que ha pasado en Chipiona.
De veras.
Espero que estés mejorcito.

Besos

Princesa115 dijo...

No me gusta madrugar, pero nada de nada. Y llegar tarde? upsss al trabajo siempre, pero a una cita interesante nunca. Es decir, depende...

Un abrazo

Espero que estés mejor

Amig@mi@ dijo...

Como tú Alfonso, me gusta llegar con tiempo. NO me gusta esperar y por eso odio el que la gente se salte el horario a la torera.
Un saludo.
Por cierto, ¿Tus mareos?

MTERESA dijo...

He sido siempre
una contumaz tardona
a pesar de que soy madrugadora
, llevo varios años
llegando a la hora a las citas
pues he comprobado que es una falta
de educación tener a la gente esperando.

Agata dijo...

Prefiero madrugar y también acostarme más temprano.
La noche me sienta fatal.