21 mayo, 2011

Primera comunión


Estamos en tiempo de primeras comuniones aquí en Jerez. Ese acto católico, que como muchos, no es si no la adaptación de otros ritos de culturas que nos precedieron, como es la presentación del adolescente al resto de la tribu. Yo he sido catequista de primera comunión, y la verdad que pienso que es un contradios que un niño tenga que decidir a tan corta edad; debería hacerlo con la mayoría de edad, o a partir de los 16, cuando fuera consciente de lo que está haciendo. Y ya luego, si quiere, o a la vez, que se confirme.
Pero bueno, son cosas de los curas. Sin las comuniones y sin las procesiones, pocas actividades les queda en las que el público en general les haga caso. De hecho, el gran fracaso de la Iglesia ahora mismo, y auspiciado por el 'beato exprés' Juan Pablo II, es la segunda comunión. La que nadie hace, porque el niño hace la comunión, y no vuelve más a la Iglesia, a no ser para casarse (si lo hace por la Iglesia, que cada vez menos) o cuando se muere, para el entierro.
Pero cuento esto a colación de algo que me he enterado hoy en la radio. 
Una persona le regala a una niña por su comunión 150 euros. 150 EURAZOS. ¿Estamos locos o qué? Yo lo siento, pero cuando me invitan a una comunión (cada vez menos a Dios gracias, se habrá corrido mi fama de cabronazo en este aspecto), yo lo que regalo es un ejemplar de la Biblia Latinoamericana, la que a mí me gusta, y que no es barata por cierto.
La última vez que la regalé, el niño me la tiró a la cabeza porque quería una pleiesteichon.
Ahí fue donde me di cuenta, que ni el cura, ni el padre, ni la madre, ni el catequista ni el niño habían comprendido nada de nada. Y ahora venga usted y me pone un profesor de religión en los colegios públicos, pagados con el dinero de todos y sin pasar por una oposición como todo nacido, pero sí pasando por el dedo de un Obispo. Ahg.

12 comentarios:

JP dijo...

Amén

ana dijo...

Un niño no es consciente de lo que hace ese día, en lo que menos piensa es en Dios, sólo espera los regalos y la fiesta, pero la iglesia y los curas no se enteran.

besitos

JP dijo...

No se puede generalizar, pero estoy de acuerdo con Ana. Aunque la culpa no hay que echarla sólo a los curas, también a los padres. Alfonso voluntariamente ha sido catequista, ¿cuántos padres se ofrecen para serlo? ... casi ninguno (tirando por alto).

Alfonso dijo...

Yo es que ponía a los padres y madres a dar catequesis también a la vez que los hijos :)

Oscar (.teri) Triano dijo...

Recuerdo cuando hice la primera comunión. Estaba muy nervioso, y sinceramente me importaba poco los regalos. No sé sí hice bien hacer la primera comunión, pero para mí está claro que hacer la confirmación es un error de mi vida porque no me considero católico ni sabía todo lo que ello supone.
¿Ahora? Hago lo que me dá la gana. Bueno, no así literalmente. No me gustan las normas, ni los credos.

Satie dijo...

Totalmente de acuerdo, me resultan una hipocresía.

Amig@mi@ dijo...

Yo este año, bodas 7, comuniones 0
Casi ná.
Un saludo
;)

elisa...lichazul dijo...

pue smi primera comunión es lo m´ñas hermoso que guardo
y no por las tonteras que los adultos hacen para sobresalir entre los demás como fiesta, dinero, ropa, etc etc etc
sino lo que en conciencia viví, medité y hasta el día de hoy llevo en mí
y que por muchas metidas de patas mías no practico desde hace mucho , el sacramento nada tiene que ver con la parafernalia que tu expones, es un acto absolutamente íntimo, que pena que muchas personas juzguen tan a vuelo de pájaro algo maravilloso, pero bue, es lo que hay, y de ello existen muchas personas para enumerar jajajaj

eso , saludos y buen comienzo de semana
ojalá este comentario sea publicado ,pporque el de bin laden nunca salió:)

elisa...lichazul dijo...

y se me olvidaba, tenía diez años cuando la hice
y el juzgar que un individuo es inconciente a los diez años, es absolutamente errado
sobre todo en esta era que se proyecta 2.0 jajaja

Agata dijo...

Hay que educar a los padres para ser padres.
En todos los aspectos.
Esto de las comuniones me pone de mala leche porque los niños no saben realmente lo que van a hacer.Son los padres los que se preocupan por que sus hijos vayan lo más guapo posible y que el convite sea algo para recordar...Ya lo creo.Cuando lo hacen en un hotel con un cubierto que vale como una boda...ojú mare prepara el carterón.Y luego a DISNEYLAND PARÍS...TOMA YA.
Aún recuerdo mi primera comunión.Qué ilusión eso de sentirme mayor al comulgar.Y eso que antes la hacíamos siendo aún más pequeños que ahora.Con 7 años.La celebramos en casita con mis padres y mi familia más cercana.No había para más y yo no quería nada más:bueno sí,hacer mi comunión.
Aunque ahora no soy tan católica :P
al igual que los enanos que la hacen a día de hoy.

Ana dijo...

Estoy de acuerdo con tu último comentario, yo también los ponía a eso.
¿Has leido la nueva Biblia Española? tiene un nuevo testamento comentado.

asimovo dijo...

Cuanta razón tienes, Alfonso. Estoy de acuerdo al 100%

Un saludo.