17 mayo, 2011

Globalización


Tú trabajas todos los días para llegar a fin de mes. Eso tú, que tienes la suerte de trabajar. Otros no pueden.
En otro lugar del planeta, un señor echa un polvo, presuntamente con violencia y es detenido por ello. 
Un señor, que entre otras cosas, decide que tú y yo nos tenemos que apretar el cinturón. Pero él gastaba habitaciones de hotel a tres mil euros la noche, que digo yo, llevaría en el todo incluído, 'compañía de señoritas', porque otra cosa no lo explica.
El caso, es que este hombre trabaja en un sitio de poder. Y su acto sexual provoca que la bolsa caiga, con lo cual, a ti y a mí, al final, nos llega. El euro baja de precio y las cosas para ti y para mí son más caras.
Un polvo presuntamente violento en Nueva York a quién realmente le jode es a ti, y por supuesto, a la chica presuntamente violada.
Para que no me digan que el mundo se ha vuelto loco y muchos se creen que nos estamos chupando el dedo.

3 comentarios:

Mark de Zabaleta dijo...

Coherente reflexión. De todos modos, lo de DSK huele a montaje político...contra los socialistas franceses !

Saludos
Mark de Zabaleta

Oscar (.teri) Triano dijo...

Lo que ha hecho es una irresponsabilidad, y por supuesto, el daño hecho a la víctima. Claro, cuando tienes poder te creer que puedes hacer lo que te dé la gana impunemente y sin importar los demás. Y los que causaron la crisis, me enteré que apenas se han tocado. Qué desastre...
Ahora lanzo una pregunta que espero que me conteste alguien: ¿Qué podemos hacer nosotros ante esta situación que vivimos de crisis?

Agata dijo...

No sé.
Me cuesta leer últimamente lo que leo.O más bien, entenderlo.
Es muy fácil tener poder,lo difícil es saber manejarlo.Si te das cuenta,casi todos los que lo tienen parece que están majaras,les faltan un tornillo,son dictadores,son peligrosos...no son fiables.
Este señor me dice cómo me tengo que apretar el cinturón cuando él se lo quita para bajarse los pantalones e intentar obligar a una chica a practicar sexo oral.
No sólo tengo el cinturón apretado sino que tengo la cabeza amueblada como para saber que éste señor no tiene cara de buena gente.Es más, si te fijas en la foto tiene cara de decir:"Anda, panda imbéciles,terminar de una vez que tengo sueño"
Ay,maldito parné...que todo lo pudre.