21 abril, 2011

Insultos a los seguidores/as del Señor de las Tres Caídas de #jerez


Hay un blog por ahí del que no voy a decir su nombre para no hacerle publicidad, que está muy molesto con las personas - miles de personas - que acompañan al Señor de las Tres Caídas en su procesión por Jerez el miércoles santo.  Y como todo aquél no tiene razón, la crítica va acompañada del insulto. Que si van acompañando escuchando el fútbol y héte aquí, que si se gastaran menos dinero en peluquerías y vistieran la túnica...


A ver, que todavía hay tanto machismo en esta Iglesia jerezana que no se comprende que una mujer puede ir a la peluquería cuántas veces quiera y peinarse como le da la gana. ¿Es eso malo? ¿Criticamos acaso los fieles que los curas se pongan faldas? Pues no. Si les gusta y disfrutan,... Cada cual que vista como quiera.


Y si no se hacen hermanas - y hermanos, porque también acompañan muchos hombres - pues por algo será, y la Iglesia ha de hacérselo mirar. Desde luego, si vistieran, muchos ingresos monetarios tendrían ya que entre papeletas de sitio y ropa es un buen gasto. ¿ Cuál es la causa de que se acompañe y no se hagan hermanos o hermanas? Pues el desapego que tiene la población en general con la Iglesia de hoy, que ya ven ustedes, en vez de estar dedicada a lo que debe, hoy por ejemplo, se encuentra gastando tiempo y energías en este humilde blog justificando las acciones de los partidos de derechas.  Ese desapego que no ha impedido - y ahí les duele - que la gente siga creyendo en Jesús de Nazaret. Y por eso siguen a la figura que lo evoca, porque toda esa gente que acompaña, insultada por su misma iglesia, sabe distinguir muy bien lo que es muñeco, un trozo de madera o el rostro, como si de una fotografía se tratara, de alguien que vino a luchar por la justicia de los más pobres.


Mucha gente va pidiendo salud, por culpa de esa catequesis malvada que otorga a los dioses - porque tratan a Jesús como si de un dios del Olimpo se tratara - el poder de curar. Y no  es así. Luego, pasa lo que pasa.


En fin, que Dios les perdone a estos curas y capillitas que tienen el poder de juzgarnos día a día en nombre de un Dios que ni siquiera les escucha. En la foto, que hice ayer y que puede utilizar quien quiera diciendo su procedencia, el Señor de las Tres Caídas por la plaza Belén. 

2 comentarios:

Darío García Vázquez dijo...

lo unico que quiero decir es que soi hermano de las tres caidas desde pequeño y la gente que va detras del paso mucho con el señor pero cuando el señor hai que restaurarlo es nuestro
ello no quieren responsabilidad es que l otro dia en el cabildo se hablo y es que no hay dinero y ahora los hermanos ademas tenemos que pagar una cuota extra porque ellos no quieren ni hacerse hermanos que si de verdad quieren hacer penitencia que vistan la tunica que se puede alquilar en la hermandad por 10 euros y digo mas este año han salido diez mujeres de mas de 70 (aunque no lleven cirio) pero tampoco ahi que llegar a insultar ni criticar
Saludos.

Alfonso Saborido dijo...

Dicho queda tu justo comentario. Muchas gracias Darío. No te falta razón.