10 abril, 2011

Decir que sí, decir que no


- Cuando me llamaste, se me saltaron las lágrimas.
Sonreí, mientras ponía cara de funcionario, aunque me salió la cara de Alfonso.
- No pensabas que te fuera a decir que sí ¿no? y le dije a continuación: Júramelo o prométemelo por el Rey.
Con cara de sorpresa, firmó su nombre.
- Bueno, estate atento al teléfono móvil, para cuando yo te vuelva a llamar, terminé
Se fue, y era verdad, tenía las lágrimas saltadas. Llevaba un contrato de trabajo bajo su brazo para un año. Y para el Estado, que hoy no es poco.
Suspiré y tomé aire.
Después de decirle a él que sí, tengo que decirle ahora a veinticuatro que no.

13 comentarios:

Ana dijo...

Eso es lo peor, decir a 24 que no. Aunque en los tiempos que corren los contratos para el Estado son inciertos, te lo digo por experiencia propia, si les da te echan.

Alfonso dijo...

Hoy como no seas funcionario de carrera, la llevas clara. Las cosas no pintan bien.

Hada Isol ♥ dijo...

Pues me quedo con la alegr'ia de ese si que da trabajo y no con lo que sigue,as'i son las cosas no se puede decir que si a todo el mundo,pero vale la pena la emoci'on que has sentido al poder dar ese si,es porque tienes buen corazón y haces tu trabajo no como algo mecánico sino como algo humano,te admiro.Que tengas un lindo domingo!

Agata dijo...

Hay que intentar ser positivos.
Por lo menos uno de ellos tiene un sí.
Aún recuerdo cuando mirábamos curriculum y llamabas a la gente y te decía que no quería trabajar ni sábados ni festivos ni noches:EN SANIDAD.Tócate los...palillos.
Ahora echas curriculum de lo que sea y por lo que sea.
Hemos tirado mucho de la cuerda y se rompió.

elisa...lichazul dijo...

al menos un año de trabajo seguro, peor es comer lauchas!!

abrazo Alfonso
feliz inicio de semana

capitanlio dijo...

la verdad es que decir que si es una alegria.....pero decir que no a 24 es una osadía...........que vivan las osadías

María dijo...

Hay que estar preparado para afrontar las ofertas laborales, el tiempo de "esto lo hace cualquiera" pasó.

Saludos

Satie dijo...

Vaya, ¿ahora haces selección de personal?

MAMÉ VALDÉS dijo...

Corren tiempo extraños y salvajes, y esta situación le sucece a diario a muchos aspirantes a trabajadores, uno lo consigue y 24 se quedan en la calle, un saludo.

Amig@mi@ dijo...

Duro, amigo. No sé si es ficción o realidad, pero en este caso la línea de separación es muy corta.
Besos

Princesa115 dijo...

Imagino la sensación de felicidad que sentiría al decirle ese "sí" tan esperado. Lo demás es cosa de cada día. Es complicada la situación actual.

Un abrazo

Arantza G. dijo...

Eso tiene que doler....
saludos

Mark de Zabaleta dijo...

"La paciencia es amarga, pero su fruto es dulce" (Rousseau)....los otros 24 seguirán esperando...

Mark de Zabaleta