06 febrero, 2011

Y fuiste mujer en Africa.

El avión celestial donde iban los pasajeritos y pasajeritas para nacer se acercaba rumbo al planeta Tierra.
- Aquí los que naceréis niños y aquí los que naceréis niñas, dijo la persona ayudante de vuelo.
X, que aún no tenía nombre, había aprendido mucho en su anterior vida y esta vez quiso nacer princesa. Pero princesa de las de ahora, no de de las de cuentos de hadas. Quería una buena casa sólo para vivir bien, el amor azul de un hombre de ese color que nunca la maltratara y un trabajo que sirviera para ayudar a los demás.
Pero cuando bajó, lo hizo en Africa y le cortaron el clítoris.

15 comentarios:

Thiago dijo...

joder, cari... Africa me tiene contento, jaaj Has leído hoy EL PAIS y su artículo sobre la consideración de los homosexuales en África? Ya, ya sé que mucha culpa es de la herencia colonial, de los misioneros protestantes y de sus dirigentes pero hoy mismo estoy calentito con el tema, jaja

Bezos.

Alfonso dijo...

Pues no lo he leído... a ver con que lindezas nos soprenden.

elisa...lichazul dijo...

una costumbre aberrante y propia desde hace muchos siglos en esos lados según nuestra óptica occidental

un post absolutamente Antropológico

así como existen otras costumbres que sin duda nos descolocan y nos sacan de toda "normalidad"

abrazoooo Alfonso

Oscar (.teri) Triano dijo...

@elisa

Siempre ha existido cosas aberrantes, otra cosa es que una sociedad las acepte o no. La clave para distinguirlas es si afecta a la felicidad de una persona.

Princesa115 dijo...

Es algo horrible, espantoso.
Aunque he escuchado en la tele que hay ya organizaciones en contra, sólo espero y deseo que ésto acabe pronto.
Buen post.

Un saludo

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Y lo peor es que si a pesar de eso practican sexo por placer... las lapidan.

elisa...lichazul dijo...

a Oscar
esto sale en tu perfil

Perfil no disponible

El perfil de Blogger solicitado no se puede mostrar. Muchos usuarios de Blogger aún no han elegido compartir su perfil de forma pública.

Si eres usuario de Blogger, te animamos a habilitar el acceso a tu Perfil.


Si en África son una realidad estas y muchas otras más costumbres TRIVALES nosotros los "occidentales" no es mucho lo que podemos hacer al menos mas que crear grupos de apoyo para que OTROS se hagan cargo de lo que nos impacta y, si estamos dispuestos a Intervenir pero no como cuando lo hicimos y fueron Esclavizados y llamados Colonias
o Introducir nuestra VISION CORRECTA de las cosas y no hablo solo de la ablación del clítoris sino de un real DESARROLLO y no seguir pensando que AFRICA es un productor de mano de obra barata y tratarlos como el patio trasero del mundo

Habría que cambiar muchas mentalidades Occidentales y en especial las Sociedades Europeas para con otros que no son de sus fronteras nacionalistas cosa que hoy en día ocurre y no solo con los inmigrantes Africanos

La felicidad pasa por muchas cosas más que ciertas costumbres horribles y grotescas así como ofensivas para nuestra concepción de mundo.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Penoso y muy triste, estoy cansado de tantas "tradiciones" estupidas, en pleno siglo XXI es terrible que esto siga sucediendo, a tiro de piedra de nuestro país, un saludo indignado.

Abuela Ciber dijo...

HORRIBLE!!!!!!!!!

Y donde estan los señores y señoras de la comision de derechos humanos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

que se preocupan tanto de como estan los presos y de esto QUEeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

VERGUENZA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

El vídeo no se me carga, pero casi que mejor...
Has leído Flor del desierto? de Waris Dirie?
¿Cómo es posible?
Un saludo

Maripaz Brugos dijo...

Horrible, que se haga pronto algo para que esta obsoleta práctica acabe.
El video impactante.

MIGUEL ANGEL dijo...

No acabo de entender cómo aún se sigue cometiendo estas atrocidades.
Es vergonzoso y triste comprobar cómo nadie, ni tan siquiera el defensor de los derechos humanos, logra acabar con estas masacres. Hoy tuve la oportunidad de poder ver también un vídeo por tv que hablaba del testimonio de una mujer que contaba lo que había sufrido.
Vaya costumbre más .. mejor me guardo lo que pienso para mi.

Rosa Cáceres dijo...

Esa monstruosidad se basa en una tradición que nacería de la misoginia más brutal. Tengo entendido que se sigue practicando clandestinamenta hasta en España. Y lo peor es que son las propias mujeres las que no solo se someten a ella sino que la imponen a sus hijas y sus nietas. De esa manera no hay quien rompa con algo tan absolutamente inhumano y cruel.

ARO dijo...

Que cosa más siniestra, qué retorcida mente debe inspirar tamaña crueldad...

Satie dijo...

Afortunadamente la historia no acaba aquí, después un médico se lo reconstruye y se corta la cadena porque a su hija no le ocurrirá lo mismo.