16 febrero, 2011

Ese cromosoma de más

Sólo un cromosoma de más y te hizo especial. Pero ¿y el de menos? ¿dónde está esa lectura genética que os hace ser como sois, sin maldad, con inocencia? Niños y niñas perpetuas, sin esos genes que a nosotros y nosotras, los normales, nos hace envidiar, pelear, matar, herir, odiar. De más. Ese cromosoma de más quizás sea el que os limpió desde el nacimiento de lo que algunos llamaron el pecado original.
Mi primo Chicote se fue ya con sus 61 años. Un récord de vida. Con sus 61 años de niño grande, limpio e inocente. Ese de más tuvo la suerte de multiplicar su alrededor. Se quedó sin madre a los 14 años en una España que no sabía lo que era el síndrome de Down ni mucho menos sospechar que existía una psicopedagogía terapéutica. El de más, multiplicó la falta de su madre, en su tía Concha, otra gran madre y en sus hermanas, hermanos, más grandes madres, padres, para él. La vida hizo que tuviera sobrinos y sobrinas. Y se multiplicó con ese de más, sus padres y sus madres, porque no he visto niños y niñas que quisieran más a su tío.
Un niño de 61 años como él, gracias a ese cromosoma de más, tuvo muchos padres y muchas madres.
No por suerte, él se lo ganó a pulso. No daba discursos, pero sonreía y reía y te ganaba. Cuando llegabas a su casa, sin jaleos, se te hacía presente delante tuya porque quería tu beso, y se sentía el más feliz del mundo con un caramelo, cuando nosotros y nosotras, los normales,  sólo somos felices metiéndonos en una hipoteca.
Chicote se fue y ha dejado toneladas de cariño. Su ausencia será dura y le echaremos mucho de menos, sobre todo por ese de más, que sólo los niños y niñas Down nos pueden aportar.
Descansa en paz, primo mío. Por cierto, el cielo lloró esta mañana en Jerez como nunca. En la foto, José Antonio Saborido 'Chicote', con su tío (mi padre) hace dos años.


17 comentarios:

Agata dijo...

Es uno de los post-homenajes más bonitos que te he leido.Ya tengo varios tuyos preferidos y este entra a formar parte de la lista.
Un beso enorme.

Amig@mi@ dijo...

Precioso testimonio, Alfonso. Tengo por áhí algo escrito que creo que te gustaría leer. Si lo encuentro, lo sacaré a la luz.
He disfrutado con tu post de hoy.
Gracias
Un saludo.

El dinosaurio dijo...

Descanse en paz, tu tributo a él ha sido precioso, seguro que desde dónde esté sonríe pensando en tí.

Thiago dijo...

qué terrible..! Es verdad eso de que no suelen vivir muchos años? Bueno, al menos le habéis hecho la vida feliz dentro de lo que cabe. Cari pq se conformará con un caramelo en vez de una hipoteca, pero eso es una frase, ya lo sabes.

En fin, lo siento mucho. Bezos.

Ce. dijo...

Hola :)
No sé cómo llegué a tu blog, pero ha sido algo hermoso. Acabo de leer tu última entrada, qué bonita forma de describir a una personita con síndrome de down, amé cada una de tus palabras, y me conmovió hasta las lágrimas porque sólo las personas que tenemos a alguien con síndrome de down sabemos lo que nos hacen sentir. En mi caso, tengo a mi sobrina mayor de 10 años que nació con este síndrome. Para todos fue una sorpresa, pero siento que fue la sorpresa más grande y linda que jamás hubiésemos podido imaginar! :) Ella es luz pura, alegría, ternura y dulzura en extremo. La amo con toda mi alma.
Gracias por este post, y mi más sentido pésame por tu primo :( Ya se unió a todos esos ángeles que se quedaron allá arriba esperándolo.
Un abrazo,
Ce.

María dijo...

Que descanse en paz Chicote.
Te acompaño en el sentimiento Alfonso.

Besos

Abuela Ciber dijo...

Te entiendo........
Tengo una amiga que un día luego de tener niños "normales" como tu dices, tuvo a Javier, y......la sonrisa que siempre encontramos cuando la visitamos vale la pena ser compartida.
Un muchachote grande que cuando me viene a abrazar le digo ojooooo que eres grandotote y yo una pequeña anciana.
Y....juntos nos reimos.
Un abrazo.

Maripaz Brugos dijo...

Buf, Alfonso que fotografias mas bonitas...me has emocionado!!Son de una ternura que hablan por si solas, la expresión de los dos es la pureza en grado infinito.
Un homenaje precioso, a esos seres que dejan una huella imborrable en la vida de quien los trata.

Cofrade dijo...

Ese cromosoma de màs sirve para que fuera más niño.
Siento mucho tal pérdida.
Alfonso, no puedes negar ser hijo de tu padre, os pareceis mucho.

Eastriver dijo...

Ai, Alfonso, glups, qué entrada más bonita. Siempre me emociona la gente con síndrome de down. Seguramente ellos me recuerdan que existen valores más importantes que los que siempre estoy revalorizando.

Alfonso dijo...

Gracias gracias gracias :)

elisa...lichazul dijo...

sin palabras
PRECIOSO!!!

besos

Satie dijo...

Seguro que se sentiría muy orgulloso de saber lo que piensas de él.

Mark de Zabaleta dijo...

El mejor homenaje de un gran hombre a un gran amigo, de corazón siempre sincero, que nos deja.

Un saludo sincero.

Mark de Zabaleta

Princesa115 dijo...

Bonito homenaje, me encantó.
Sigo leyéndote

Un abrazo

Mark de Zabaleta dijo...

Escrito con el corazón.

Mi más sentido pésame.

Mark de Zabaleta

Ana dijo...

Como me gusta este artículo, por que esto es un artículo, cuanto más lo leo más me gusta. Un beso muy grande