11 enero, 2011

Las niñas invisibles


Entonces resultó el primer día de curso, el maestro, para romper el hielo pidió que saliera un niño a la pizarra. Y salió Manolito.
Al día siguiente, pidió que saliera otro niño, y salió Pepito.
Al tercer día, el maestro pidió que saliera otro niño a la pizarra. Salió Juanito.
Y así, hasta Navidades.
Al terminar el período el maestro hizo el análisis de su clase, y entre sus percepciones descubrió que las niñas de la clase eran totalmente apáticas, porque nunca salían a la pizarra.
Así se lo dijo a la directora del colegio.
Esta se quedó extrañada y llamó a Andreíta, a Pepi, a Juani y a Luisita, y les preguntó:
¿Por qué no participáis en clase?
Las niñas se lo dijeron. Es que el maestro siempre dice que salga un niño a la pizarra.
Y eso ocurría. Siempre pedía un niño.
Si el maestro hubiera dicho ¿algún niño o niña quiere salir a la pizarra? se hubiera evitado ese análisis incorrecto, no hubiera invisibilizado a las niñas, y sobre todo, hubiera sido una persona justa.

9 comentarios:

ARO dijo...

¡Qué difícil es incorporar determinados usos al lenguaje! No en este caso de "niños y niñas"; pero sí cuando se convierte en políticamente correcto aquello de "andaluces y andaluzas", "gaditanos y gaditanas", "vosotros y vosotras", etc., etc. Resulta cansino, la verdad.

Jesús Herrera Peña dijo...

A este discutible artículo yo le respondería así:
El feminismo en el idioma español.

Saludos

Abuela Ciber dijo...

Me encanto lo que nos has regalado hoy.
La forma de expresion y el contenido.

Recibe mi afecto, quedo muy bueno el encabezamiento del bloggggggg

Munani dijo...

Los errores más simples pueden generar grandes dificultades. Buen post, como para siempre tenerlo en cuenta :)

Saludos!

SEMA MIRANDA dijo...

Tienes mucha razon,pero tambien estoy de acuerdo con Aro en que es dificil deterrminadas veces y algo pesado estar hablando a los dos generos por separado cuando hay palabras que perfectamente podrian incluirlos a la vez, no se, es mi apreciacion.Un Saludo

Alfonso dijo...

Exacto, en en lenguaje hay que economizar y no hacernóslo más difícil. Pero el idioma español tiene muchos recursos.
En vez de decir 'niños y niñas' podemos decir 'la infancia'. O 'ciudadanos y ciudadanas' podemos decir 'la ciudadanía'.
Y no utilizar palabras que en femenino son malas y en masculino son buenas, como por ejemplo, 'Este hombre es un zorro', para decir que es una persona sagaz, o 'Esta mujer es una zorra' que indicada que es prostituta.
Sólo es cuestión de pensar, esforzarse, y sobre todo, acostumbrarnos, que es lo que más nos cuesta.

SEMA MIRANDA dijo...

estoy de acuerdo contigo pero los ejemplos que has puesto son extremos y como esos seguro que existen mas pero mi comentario no iba por esos derroteros, lo siento por opinar.Un saludo

Amig@mi@ dijo...

Por ´qué no se me actualiza tu blog????
Últimemente me pasa con más de uno.
Es genial el relatillo.Te felicito.
Y la miga que esconde este pan ...
salu2

Satie dijo...

Pues desgraciadamente esto ha estado pasando mucho tiempo y no sólo en la escuela.