07 enero, 2011

Enero

No me gustan las dobles caras
aunque tú seas quien me abras
las puertas de este ciclo
de Sol que las personas decimos
que ahora comienzan.
Si las saturnalias por obligadas
de por sí no me gustaban,
aún menos estas que llaman el carnaval
y que empiezan más pronto que tarde
con su doble cara de risas
y adoración a don Carnal.
No me gustan las caretas
ni mirar a los ojos de miradas sucias.
Este Enero, dedicado a Jano
el dios de la doble cara
no me gusta por sus fríos septentrionales.
Prefiero quedarme esperando
escribiendo un poema,
porque siempre, siempre
quedará la primavera
con sus estornudos
y sus aires de libertad.
                                              de Asidonium, mis poemas.

Silencio.
Que suene L’estro armonico Opus 3 no 6 in A minor de Antonio Vivaldi.

No hay comentarios: