04 enero, 2011

Buenos días

Hoy me inspiro en el blog de Hada Isol Buen día. Buenos días. Dos palabras que hoy nos cuesta tanto... cuando vas por un pueblecito de los cercanos de por aquí.. o por algún barrio de los antiguos, la gente te dicen: buenos días. Pero en la ciudad, en los trabajos, en las tiendas, y en muchos sitios, el silencio se impone. Y ni buenos días ni nada.
¿Tanto trabajo cuesta? Dudo mucho de una sociedad que si le cuesta decir buenos días, le cueste hacer mucho más.
Buenos días, sólo hay que mirar al Sol. Estamos vivos. ¿No es un motivo para estar alegres? ¿o es que ya no tenemos tiempo ni para valorar lo que tenemos? Tanto correr... ¿para qué?
Esa fotografía que véis que he encontrado por ahí es de un amanecer imposible para mí. Imposible, porque por mi situación geográfica, veo al Sol salir por las montañas de la Sierra de Cádiz y ponerse en el mar. El Sol sólo amanece en España de Almería hacia el cabo de Rosas. O en las Baleares.
Buenos días. Habrá amaneceres imposibles. Pero las palabras siempre posibles son. Sólo es cuestión de mover la lengua entre los dientes y el cielo de la boca.
Claro, que sólo te falta la chispa que encienda en tu alma o en tu mente esas ganas de decir: buenos días. Pero si no miras el fuego del Sol por la mañana, dudo de que se te encienda nada.
Entonces necesitas All-Bran

11 comentarios:

capitanlio dijo...

Es curioso, en estos días ,en los que por circunstancias voy mucho al Hospital, en esos ascensores tan grandes, se nota quien es de pueblo , por el simple buenos días,tardes o noches siempre que entrar.

Hada Isol ♥ dijo...

Gracias Alfonso! porque es muy importante para mi que mis palabras te han inspirado este hermoso post,tienes razón cuanto cuesta decir buen día! pero a veces unas simples palabras o un gesto como una sonrisa,pueden cambiar el día para alguien,me ha pasado ir muy aflijida,más en estos días pòr el accidente de mi tío,las sonrisas que recibí de ilustres desconocidos me animó mucho! Te mando un fuertissimo abrazo amigo querido! y buenas noches!

MAMÉ VALDÉS dijo...

No hay nada más agradable que un Buenos Días por la mañana y sobre todo de alguien que no te conoce y te lo dice con cariño y respeto, di que SI, un Gran Saludo.

María dijo...

¡Buenos días, amigo Alfonso!
Llevo viviendo en Chipiona décadas, pero nací en Ronda. En la Ronda no tan cosmopolita y turística como lo es hoy, sino en la pueblerina de hace cincuenta y muchos años. Y la gente de aquí me dice que soy más cumplida que uno de la sierra.
Estoy contigo, me encanta saludar y sonreír (al que no se lo merezca, no) a la gente aunque no las conozca.
Bueno, un saludo y ¡hasta pronto!

Arantza G. dijo...

Vamos perdiendo las buenas costumbres o la educación; como se quiera. Yo detesto cruzarme en la escalera con alguien y al saludar recibir una mirada de inquisidor.
¿Qué nos está pasando?

Thiago dijo...

jaja tienes razón. Pero es que lo de "Buenos dias" tiene algo de "cercano". efectivamente en un pueblo pequeño, por una calle poco transitada, por aquí en mi urbanización, todos nos saludamos, pero no me imagino haciéndolo en plena Gran Vía a todo el que te cruzas por la calle, cari. Parecerías un chiflado, aparte de que te volverías loco. Es practicamente imposible saludar a todo el mundo que te cruzas en un sitio así, jaaja.

y si lo haces en Chueca, dirían todos que eres un gay desesperado que solo busca ligar, jaajaja

Bezos.

Amig@mi@ dijo...

Pues ya buenas tardes, que por la hora...
Es cierto.
Cuestión de educación y nada más.
Saludos

Princesa115 dijo...

Buenas noches Alfonso!!
No hace mucho hice una entrada parecida porque me da mucha rabia entrar en algún sitio decir "buenos días" y que me miren con cara de pasmados.
Es muy sencillo decirlo y sonreír.
Hay que practicarlo más.

Un saludo

Maripaz Brugos dijo...

Al vivir en un pueblo, vivo lo que cuentas a diario. Aunque es un pueblo grande y no conozco a todas las personas perfectamente, si que a la mayoria puedo saludarlas afectuosamente.
En las ciudades inmensas, es todo mucho mas frio, mas impersonal. Aun asi, pienso que nos estamos volviendo solitarios, nos cuesta la sonrisa amable, el saludo, cada uno vamos a lo nuestro. El ritmo de trabajo y las grandes distancias,son la causa muchas veces. Hemos creado una sociedad llena de prisas, sin tiempo para saborear la vida.
Ah! te he recordado todo el dia de hoy, por lo del eclipse...

Eastriver dijo...

Una de las llaves para entrar en el territorio exclusivo de la felicidad, o de eso que se le parece tanto, es la amabilidad, el buen humor, la sonrisa y la palabra atentas... decir Buenos días... esas pequeñas cosas, que cantaba Serrat. Besos y feliz 2011.

ARO dijo...

Con lo hermoso que es decir "buenos días" a quien te cruzas en la calle, no se entiende que haya gente que se prive de ese placer. BUENOS DÍAS.
La foto es preciosa.