18 diciembre, 2010

En ellas, sí.

Como todos los años, en Frontera Radio, la emisora en la que colaboro estamos recogiendo alimentos para las personas más necesitadas, llevándoselo a las Hermanas de la Caridad, de la Iglesia Católica para que los repartan.
Son alimentos proporcionados por todo tipo de personas: de derechas, de izquierdas, de centro, apolíticas, hombres, mujeres, niños, niñas, jóvenes, parados, empleadas, funcionarios, ciegos, sordos, homosexuales, divorciados, madres solteras, empresarios, obreros, trabajadoras... que entregan lo que pueden y sin distinción a las Hermanas de la Caridad que luego lo repartirán sin distinción entre todo tipo de personas: de derechas, de izquierdas, de centro, apolíticas, hombres, mujeres, niños, niñas, jóvenes, parados, empleadas, funcionarios, ciegos, sordos, homosexuales, divorciados, madres solteras, empresarios, obreros, trabajadoras... sin preguntarles cómo son. Sólo le preguntarán su nombre y la única condición para recibir alimentos es tener necesidad o tener hambre.
En esta Iglesia es en la que yo confío.

5 comentarios:

.teri dijo...

La humanidad es sin condiciones.

Satie dijo...

Pues allí iremos a compartir con vosotros.

ana dijo...

cierto, la humanidad es sin condiciones, sólo una: que el dinero de la visita del papa,lo hubiesen dedicado a los necesitados, y que él se hubiera quedado en el chiringuito del Vaticano, aquí ni falta que hacía.

María Jesús Costa dijo...

En la Iglesia hay de todo. Yo en quien creo es en Jesucristo. Todos los que han venido después de Él lo han hecho unos mejor y otros peor, tanto curas como laicos, pero lo que está claro es que Jesús tenía predilección por los pobres, débiles y mal mirados por la sociedad. Con esta iniciativa de Frontera Radio estáis siguiendo el ejemplo de Jesucristo. Os felicito.

Princesa115 dijo...

Ayudar al que lo necesita debería ser una labor de todos.