20 noviembre, 2010

Tetris

Fui a aquella discoteca por compromiso. Me insistieron tanto que me decidí a ir. A fin de cuentas, no tenía nada interesante que hacer.
Pero el ruido - música le llamaban - era tan alto que no podía hablar con nadie, así que decidí irme a uno de los butacones y jugar con el Tetris de mi móvil 3g.
Entonces se me acercó.
- Hola, qué tal. ¿Qué buscas?
- Ganar esta partida de Tetris.
- Ah, qué interesante. ¿Cómo te llamas?
- Yo, soy yo. Me llamo yo. Llámame yo a secas.
- Ah, bien. ¿A qué te dedicas?
- Soy jugador de Tetris.
- Yo soy cura en una parroquia de alto standing.
- Yo acabo de pasar al siguiente standing de nivel.

Siguió la conversación y sospeché que el hombre quería ligar conmigo, algo para lo que yo no estaba por la labor. Tenía una labia impresionante. Me sentía mal. Mi capacidad para ser borde, no surtía efecto. Mis cortes. Mis groserías les eran inmunes. Así que decidí utilizar mis fuerzas.
- Me gustas un montón, me dijo.
Le miré fijamente. Inmóvil.
- Que te digo que me gustás un montón.
Yo seguía mirándole fijamente. En silencio. No movía ni un músculo de mi cara.
- Oye ¿te ocurre algo?
Yo era una estatua de sal y comencé a poner mis ojos en blanco, poco a poco.
- ¿Te encuentras mal? Me estás asustando.
Empezó a caer un poco de baba por la comisura de mis labios.
Cuando le vi la cara horrorizada y a punto de salir huyendo, le dije con la mejor de mis sonrisas, sí, con esa sonrisa mía con la cual ligo:
- Hola qué tal.
Su cara era un poema.
- ¿Qué te ha ocurrido? Me has asustado, ¿qué te ha pasado?
Yo:
Ah, nada, nada, no te preocupes, es que me muero a veces. Pero me repongo.
Me miró con cara rara de susto y desapareció. Me lo quité de encima. Objetivo conseguido. Doble. Un cura menos y otra partida ganada al tetris.

Cuento inspirado en este post de María.


23 comentarios:

.teri dijo...

Te faltaba para rematar el cuento que echase sangre, de mentira, por la boca mientras pone los ojos en blanco. ¿Alguien se ha pasado en nivel 9, altura 5?

elisa...lichazul dijo...

que buena entrada Alfonso querido
Felicitaciones!!!

el tono sarcástico que lo planteas es totalmente certero

las discos ...hay todo un reflejo en esas bolas metálicas de la vida misma:)

feliz fin de semana

Anónimo dijo...

Eres un mierda, por eso te revuelcas en tus propios excrementos. Que tú hayas tenido alguna experiencia mala, no significa que tengas que criminalizar con tus post a NADIE. NO JUZGUES Y NO SERÁS JUZGADO.
Ah, y a ver si hay huevos de publicar también las críticas, maestro del estropicio!.

Amig@mi@ dijo...

Me has hecho reír.Me lo creí todo.

Hasta que leí lo de "cuento inspirado..." pensaba que era verdad.
jaja
Un saludo.

Alfonso dijo...

Anónimo, relájate dentro de tu anónimez :) Que es un cuento, como Caperucita, hombre :)

Princesa115 dijo...

Jajajaj muy buena entrada Alfonso. La relatas tan bien que me lo estaba creyendo, jajaja.
Me encantó.

Un saludo

sema miranda dijo...

Hola Alfonso ya estoy de vuelta de mi Camino de Santiago y dispuesto a seguirte comosiempre. ¡ah¡ de los memos ni cuenta...a mi el relato me ha parecido genial.Un saludo

Alicia dijo...

Lo de morirse y volver,es buenísimo!!! buena táctica!! la probaré!!

Miguelo dijo...

jejejeje hacia un monton q no visitaba ningun blog. y hoy q me ha dado por empezar con el tuyo, me encuentro con esto jejeje me ha gustado mucho

Miguelo dijo...

uffff hacia tanto q no comentaba en un blog, q me ha costado recordar mi contraseña jajajaja

Alfonso dijo...

Gracias por vuestros comentarios, que sigo diciendo que es un cuento!!! claro que es en mis cuentos aparecen muchos curas, un año de opus dió para mucho jaja, Miguelo, dichosos los ojos!

Anónimo dijo...

En los cuentos no se ofende. Que tú seas marica no implica que los curas ni nadie tenga la culpa. Si todo fuera tan normal como crees no habría problema en publicar los anónimos...¡cobarrrrrrdeeeee!...

MAMÉ VALDÉS dijo...

Yo por eso hace más 20 años que no piso una discoteca, creo que aún no había móviles, asi que las historia del Tetris no iria conmigo, de todas formas a las que iba no creo que entraran curas je je je... un saludo.

Alfonso dijo...

Anónimo, tranquilizante hombre. Yo te publico lo que quieras a la vista está. Lo que yo sea o deje de ser no le importa a nadie, aunque no voy a permitir que me insultes. Te dejo aquí como botón de muestra de la intolerancia eclesiástica. Te digo que sólo es un cuento. Para nada he hablado de la situación actual de la Iglesia y ya sabes a que me refiero. Pero para eso tengo mi blog del cristiano protestón. Con que hala, tranquilizante y si no te gusta lo que escribo, con no entrar en mi blog tienes la solución, nadie te obliga.

Thiago dijo...

jaja me encanta el tetris pero mas que en el telefono en las maquinas de los bares...

Y vaya morro que tenía el curita, desde luego es de los que "confesaban" pronto, eh. En fin, tu método matacuras es un poco radical pero eficaz, lo raro es que no te diera la extremaución esa, jaja


Bezos.

MIGUEL ANGEL dijo...

Qué descarado y mal educado es este ANÓNIMO; Un pobre cobarde que tan sólo se dedica a tirar una pidra contra el que dice la verdad a través de un cuento y se esconde como si nada hubiera pasado. POr qué no das la cara y demuestras ser un hombre, o mejor dicho es posible que simplemente sea un animal antisocial que saca sus frustraciones para llamar la atención. Pobre infeliz.
Qúe Dios lo acoja en su seno y haga de él un siervo profeta, je je. Anda que le den Alfonso tú ni caso a esta gentuza que ni tan siquiera son personas sino más bien enemigos de la sociedad.
Abrazos y sigue asi que los que se hacen llamar predicadores y seguidores de la palabra de Dios, no todos, se merecen tambien su castigo por hipócritas.

Hada Isol ♥ dijo...

Alfonso iba yo a comentar tu cuento cuando leí el anónimo,pues no puedo comentar porque me duele la violencia con que te trata esta persona,porque simplemente no deja de leer tu blog?,acaso con esa violencia quiere llegar a algo? es gratuito lo que hace insultar por insultar,no comprende esta persona que se puede ser distintos? no por ser diferentes hay que insultarse de ese modo de tratarse con esa violencia inutil! como me duele amigo mío! cuánto lamento estas cosas! Y me dá rabia mucha rabia también porque no te mereces esto! te mando un abrazo grande!

Alejandro de Torresoto dijo...

Alfonso, que grande eres!!!. Un hombre de pies a la cabeza. ME encanta tu relato. Lo voy a enlazar desde mi blog, ¿puedo?.

María dijo...

¡Qué bueno!
Estoy escribiendo y riendo al mismo tiempo. Me imagino al cura de alto standing a punto de asistir a tu petite mort, jeje.
¡Gracias por la dedicatoria!

Besos

Agata dijo...

ANÓNIMO:
No me hace falta gastar mis palabras contigo.Voy a coger algunas de las tuyas.
"No juzgues y no serás juzgado"
Pero sí,voy a usar algunas mías:
Alfonso no es un mierda.Lo conozco personalmente y es un ser encantador.Un homosexual encantador.Prefiero tener un hijo homosexual y que se desvive para que no haya injusticias a un hijo que vaya por la vida de "anónimo".Pero 7 mil millones de veces :(

Alicia dijo...

Para el valiente anónimo:
De verdad, que fuerte que a estas alturas nadie se plantee la vida PRIVADA de otra persona, ¡que lástima ser tan penoso!, encima te escudadas en el anonimato, valiente mamarracho!!!

.teri dijo...

@Thiago

Tetris de Game Boy >>> Tetris de móvil
:)

Satie dijo...

¡Qué bueno!