26 noviembre, 2010

La Iglesia tiene miedo a afrontar su homosexualidad

Yo no digo ya nada. Ellos mismos lo dicen. Y algunos, hasta me lo cuentan.

En El País:

Hay una forma para sobrevivir como gay en las jerarquías eclesiásticas y es sencilla: frecuentar de manera anónima los ambientes homosexuales, no llamar la atención, no criticar nunca al Papa o a los obispos, aceptar los chantajes. Hay quienes viven bien así. Otros, sin embargo, terminan sintiéndose solos, y a veces la obligación de silencio lleva a la depresión. Lo cuenta David Berger, teólogo alemán ultraconservador, gay y ex profesor en la Academia Pontificia Santo Tomás de Aquino.

Leer más...

No hay comentarios: