17 septiembre, 2010

América, América...



Realmente, el motivo oculto de este blog es hacer amigos/as en América para poder hacer realidad uno de mis sueños que es ver el cielo del Sur. Sí, uno está acostumbrado a observar la Osa Mayor, Casiopea, la estrella Polar, etc... y daría lo que fuera por ver la Cruz del Sur, el brillo de Canopus o las nubes de Magallanes.
Pero claro, uno no tiene el dinero suficiente como para ir allí. Sobre todo, atendiendo a mi peculiaridad. No me gustan los aviones. No me he montado en ninguno. Ni falta que me hace.
Lo de América lo tengo claro, si alguien me deja su casa una semana (yo aquí le dejo la mía), cojo mi coche y me pongo en ruta. Ya lo he calculado. Tengo que salir en verano.
Jerez - Sevilla - Madrid - Barcelona - La Junquera - París - Berlin - Moscú. Monto el coche en el transiberiano. En el Orient Expréss no, que ahí matan a la gente. Como es verano, cruzo el Estrecho de Bering, y de ahí, Alaska, Canadá, Estados Unidos (me paro en San Francisco a tomarme un ídem), cruzo el canal de Panamá, Venezuela, Ecuador, Perú, Chile y Argentina. Ya está. Y la vuelta, en una semana o dos, para que no me coja el invierno boreal. Porque cuando llegue al sur, será invierno.
Tendría que buscar un sitio que me garantizara que no hubiera nubes.
Y mientras, que no cumplo mi deseo, pues sueño, me imagino, utilizo simuladores, pienso, divago, me invento, me creo las cosas y etcétera.
Anoche en el programa de astronomía que hacemos cada jueves en mi radio, estuvimos hablando de América del Sur. Porque allí, claro, viven al revés. ¿O somos los del norte los que estamos al revés? ¿Cómo se ve la Luna desde Argentina? ¿donde tiene el cráter Tycho? ¿arriba o abajo? Y la constelación de Orión cuando sale ¿Sale con la cabeza para arriba como aquí en Jerez? ¿ o sale boca abajo? ¿Y Júpiter? ¿Dónde tiene la mancha roja en América del Sur? ¿arriba o abajo? Si miramos con telescopio y éste invierte la imagen, realmente ¿qué estamos viendo? Y el invierno de América del Sur ¿es más corto o más largo que el invierno del norte? ¿Y por qué los veranos de América del Sur son mucho más calurosos que los del Norte?
Ya ven. Tiempo que tiene uno para hacerse todas estas preguntas, que por cierto están contestadas en el programa, si lo escuchan. Y el primero que habla soy yo. Hablo por lo mismo que escribo en el blog. Y exactamente por lo mismo que me hago todas estas preguntas, y más que no pongo aquí. Porque estoy vivo, y harto de contento de haber coincidido en el espacio y en el tiempo con ustedes.

8 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Hombre!!! a mi no me llores ja ja, te has comprado un coche nuevo y no te puedes dar un paseito por acaaaaaaaa.
Lindo trayecto en cocheeeeee, mejor no te digo nada de como te quedaria una parte del cuerpo!!!!!.

Coje, bueno tu porque por aca significa otra cosaaaaaaaa y vente por estos lares que es hermosisimo como tratamos a las personas.

No soy yo quien pero ponte encomunicacion con los grupos de astronomos de por aquí.

Ademas hay muchisimas excursiones en cruceros ya establecidas por fechas fijas y te dire...... que no son tan caras.

Cariños

Maripaz Brugos dijo...

Alfonso, que programa tan estupendo!! Muy bien ambientado por una de mis canciones preferidas...

Respecto al viajecito que te piensas algun dia realizar,estoy agotada de seguirte...pero me parece fascinante!!

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Creo que con ese recorrido en coche llegarás al sur de America del Sur en su verano...

Eastriver dijo...

Eres un sol de simpático. Nene, que compartimos muchas cosas y además fobias, por lo que veo, que unen un huevo. Así que, aunque comprendo y comparto tu fascinación por el sur que también existe, al que yo por cierto no he viajado tampoco, antes no estaría nada mal que te pasases por BCN... Lo digo para conocer amigos recientes.

Bueno, tu ruta me ha resulta muy amena y divertida, tus inquietudes vitales las comprendo como si fueran las mías (de hecho, lo son), esas preguntas tan absurdas que te haces me las hago también yo cada día, etc. Pero, por lo que respecta a las fobias...

Verás. Aquí, al otro lado de la pantalla, redactando esto, tienes al fóbico más exagerado de los aviones. Lo pasaba fatal. Fatal. En una ocasión, de BCN a Madrid, el avión estaba todo el rato con el morro alzado y yo me acordaba de la peli aquella en la que un avión sale a la estratosfera... Un ruidito cualquiera para mí era síntoma de que comenzaba la caída libre. Estaba siempre seguro de que las ruedas de aterrizaje se iban a quedar atrancadas... Horrible. Sufría como un perro. En una ocasión iba leyendo, era de noche, se apagaron las luces para el aterrizaje, pero yo seguí leyendo, o mejor fijando mis desorbitados ojos en el libro abierto, esperando el colapso. Todo oscuro pero servidor fingiendo leer. Probablemente con el libro al revés y todo, jeje.

Pero un día descubrí el secreto para que mis fobias desaparecieran. Y desaparecieron totalmente. ¿Sabes cuál es el sistema? Un tranki antes de salir. Me quita esa angustia, ese imaginar desastres, ese anticiparme, esa paranoia. Sigue sin gustarme volar pero ahora lo hago tranquilo, sin sobresaltos. O sea que anímate. Te mando un tranqui por giro postal, va en serio. Pero no te me enganches... Kisses y gracias por el programa.

Eastriver dijo...

Eres un sol de simpático. Nene, que compartimos muchas cosas y además fobias, por lo que veo, que unen un huevo. Así que, aunque comprendo y comparto tu fascinación por el sur que también existe, al que yo por cierto no he viajado tampoco, antes no estaría nada mal que te pasases por BCN... Lo digo para conocer amigos recientes.

Bueno, tu ruta me ha resulta muy amena y divertida, tus inquietudes vitales las comprendo como si fueran las mías (de hecho, lo son), esas preguntas tan absurdas que te haces me las hago también yo cada día, etc. Pero, por lo que respecta a las fobias...

Verás. Aquí, al otro lado de la pantalla, redactando esto, tienes al fóbico más exagerado de los aviones. Lo pasaba fatal. Fatal. En una ocasión, de BCN a Madrid, el avión estaba todo el rato con el morro alzado y yo me acordaba de la peli aquella en la que un avión sale a la estratosfera... Un ruidito cualquiera para mí era síntoma de que comenzaba la caída libre. Estaba siempre seguro de que las ruedas de aterrizaje se iban a quedar atrancadas... Horrible. Sufría como un perro. En una ocasión iba leyendo, era de noche, se apagaron las luces para el aterrizaje, pero yo seguí leyendo, o mejor fijando mis desorbitados ojos en el libro abierto, esperando el colapso. Todo oscuro pero servidor fingiendo leer. Probablemente con el libro al revés y todo, jeje.

Pero un día descubrí el secreto para que mis fobias desaparecieran. Y desaparecieron totalmente. ¿Sabes cuál es el sistema? Un tranki antes de salir. Me quita esa angustia, ese imaginar desastres, ese anticiparme, esa paranoia. Sigue sin gustarme volar pero ahora lo hago tranquilo, sin sobresaltos. O sea que anímate. Te mando un tranqui por giro postal, va en serio. Pero no te me enganches... Kisses y gracias por el programa.

Princesa115 dijo...

Un interesante viaje Alfonso, pero me parece un pelín largo, no?. Vamos que si superas el pánico al avión, tendrás parte de tus sueños en la palma de tus manos.

Saluditos

yoyoyo dijo...

quizás te dé envidia pero en la tierra de Abuela Ciber disfruté de los más bellos amaneceres. Y lo de las estrellas no debes perdertelo.
Es cierto que está muy lejos incluso en avión. 12 horitas de ná. Hay cursos para quitar el miedo a los aviones ¿sabías? Animo

Amig@mi@ dijo...

Y los viajes astrales??
Eso te llevaría allí en un pispas.
Yo lo he intentado varias veces pero se me resiste la técnica.
Ojalá se cumpla tu sueño algún día.
salu2