23 agosto, 2010

Una rosa cada día

Le observamos cada día. Es jardinero. Cuida su césped, sus plantas, sus árboles. Les da agua. Los abona. Pero hay un rosal que lo tiene especialmente protegido. Con su vallita de metal. Lo trata con cariño. Cada día va allí a darle vida.
Es el único vínculo material de lo que fue su esposa. Ella está allí, navegando por la savia del rosal, convirtiéndose en aroma de sus pétalos, en polen para darle vida a las abejas, en colores para los pájaros.
Los humanos necesitamos de un vínculo con nuestros difuntos para asumir que no están.
Los podemos dejar en fríos sepulcros.
O convertirlos en rosas.
Yo prefiero lo segundo. Como este abuelito que convierte a su amada en rosas cada día.

11 comentarios:

sema miranda dijo...

bonito,yo sembre un naranjo sobre las cenizas de mi padre.

Alfonso dijo...

Vaya gesto bonito, Sema, convertirlo en azahar. Lo prefiero yo también así.

Hisae dijo...

Me parecen gestos maravillosos y pensaré sobre ellos para cuando me toque...

Alfonso dijo...

Sí, Hisae, es algo que deberíamos dejar expreso en nuestro testamento vital.

MIGUEL ANGEL dijo...

¡Qué bonito! Yo quiero que mis cenizas se siembren bajo una palmera cerca del mar. O en todo caso me arrojen al mismo. Ya lo tengo claro desde hace mucho tiempo y mis familiares lo saben. Asi que es mejor dejarlo escrito.

Maripaz Brugos dijo...

Alfonso, que bonito, hijo!!

Me parece un texto muy poético y de una belleza llena de amor, por los seres amados que se fueron.

Yo tambien quiero que alguien me regale una rosa cada dia cuando me haya ido.

Alfonso dijo...

Aunque no era una persona, mi perro reposa bajo un granado, al lado de un canal de agua. Lo enterré allí con todas sus pertenencias: su collarito, su correíta y su cacharrito para comer y beber.

AROBOS dijo...

Linda canción esta de Alberto Cortez.

Mejor que en una bóveda, en una maceta de la que germine un jazmín.

su chico dijo...

Preciosa opción ser una rosa ese lapsus de tiempo que separa este mundo de lo eterno
Un saludo
Al + Mc

El dinosaurio dijo...

Precioso gesto.

Saludos.

Amig@mi@ dijo...

Es bonito, pero... También difícil. Yo no sé lo que haría, de verdad.
Aún por suerte no he tenido que tomar una decisión así,

Un saludo.