12 agosto, 2010

Noche de Perseidas

Conforme termine de escribir esto, me ducho y me voy con mis compañeros/as a intentar ver algo de las Perseidas. Me hace mucha gracia todo el mundo que escribe sobre astronomía en estos días y la olvidan los 364 días restantes del año. ¡Lo que hace el aburrimiento! Muchos esperan ver caer meteoritos matadinosaurios, acabando depresivos esta noche porque si acaso han visto dos, por culpa de la contaminación lumínica y sobre todo, porque no saben ver el cielo sin estar callados o con una copa en la mano, encendiendo mecheros que nos cierran la pupila y haciendo lo que en Jerez se llama popularmente dar por saco, por no utilizar una expresión homófoba.
Otros - u otras - sufrirán esta noche su ataque de mística y creerán que San Lorenzo llora lágrimas, se sentirán la especie elegida dentro del más despreciativo creacionismo. Se creerán el centro del Universo y mientras sonríen disimulando que le gusta la astronomía, en el fondo de su ser, renegarán de Copérnico y defenderán y justificarán la muerte de Giordanno Bruno a manos de los representantes de un Dios que siendo omnipontente no pudo conseguir que los humanos pusieramos a las estrellas los nombres de los dioses - de los paganos dioses - griegos.

Son Perseidas en honor a Perseo, nos contarán historias de luces, de regalos de deseos cumplidos, de maravillos universos que sólo le falta el detalle de ponerle música de Enya o de Gladiator para salir flotando cuál cúmulo globular en Hércules.

Pues disiento y siento hablarles clarito. Esta noche vamos a ver basura. La basura que un cometa fue dejando a su paso por el sistema solar. Veremos más basura, quizás algún trozo de satélite cadáver que ingrese en la atmósfera. Veremos los destellos de los satélites artificiales de comunicaciones y que les importa un pito a los ecologistas advenedizos que están en contra de las antenas de telefónía móvil pero que llevan un módem usb junto a un teléfono móvil al lado de sus testículos.

En fin que esta noche, muchos y muchas se llevarán una decepción. Yo aprovecharé para hundir en la miseria a algún que otro creyente con su teología sujetada por hilos e incienso cofrade,  metiéndole en la cabeza todas las preguntas que me surgen cuando pienso en el ¿principio? del universo, y más exactamente en la Teoría del Big Bang. Les enseñaré a conocer los caminos del cielo, del firmamento, no del Heaven inglés. Les contaré historias de dioses que se enamoraban unos de otros sin que el Olimpo les tuviera que dar permiso a pesar de ser del mismo sexo.
Y les enseñaré donde está la Polar. Donde está el Norte. A partir de ahí, de conocer como orientarte sin un GPS, aprenderán que con la astronomía, donde verdaderamente te orientas, es en la vida.
Ea. Si no lo digo reviento. ¡Buenas noches estrelladas!


7 comentarios:

SCHEVI dijo...

Tus palabras me han traído varios recuerdos. Recuerdos de verano, cuando niño, que cenábamos en el patio de la antigua casa, y cuando mis padres se iban a la cama, nos quedábamos mi hermano menor y yo mirando al cielo estrellado, sin luces. Ver estrellas, planetas, aviones, satélites artificiales..., surcando el cielo era hermoso. Claro, entonces también buscábamos las "estrellas fugaces", los meteoritos surcando el éter, dejando su estela de fuego, fuesen de San Lorenzo o no (daba igual). Ahora eso no puedo hacerlo.

Y también he recordado otra vez que fuimos a ver las perseidas, en El Baldío (un barrio residencial en las estribaciones palmeñas de la sierra de Hornachuelos). Nos tumbamos en hamacas de piscina y un amigo puso su cámara fotográfica a registrar el paso de la "basura estelar". Uno decía "¡allí!", otro por otro lado lo mismo, etc. Muchos avistamientos. Y al cabo de las horas este amigo dice: "¡Hostia!, se me ha olvidado quitar la tapa del objetivo". No consiguió su foto fantástica. Y las risas alteraron la paz de la madrugada.

Thiago dijo...

jaja cari, cómo la vida misma! basura envuelta en marketing... Pero, qué quieres? es tan bonito y romántico tumbarte en el suelo con la cabeza vuelta hacia el cielo con alquien que te gusta y ver pasar esa basura en fomra de estrellas fugaces.... Déjanos soñar otro año y el que viene, me lo vuelves a contar, jaja


Bezos

Valentin Ibarra - (acertijo) dijo...

Visite: www.disrupciones.blogspot.com
La realidad como interpretación estética.

Eastriver dijo...

Querido amigo, me admira tu lucha diaria y cotidiana, y tambien como conviertes la nota alegre en ese tono melancolico en el cual me reconozco: pasas y pasamos del me ducho y me largo con los amigos al creacionismo, al rapto mistico de los tontainas, los pesados que joden todo el rato con sus mecheros, quienes justifican la inquisicion, los ecologistas de boquilla, los homofobos insoportables y tambien la naturaleza de las bellas lagrimas: basura. Uaaaaaaaaaaaaaaa, quiero un poco de lugar para el optimismo, querido amigo, jajajaja.

Veras: las lagrimas que sean lo que sean, pero que bonitas, chis, chas, cruzando el cielo. Los amigos, genial siempre. Una noche placida, un rato entrañable... Tontos por algun lado???? Claro, todo lleno de tontos, inundacion de gilipollas, pero nosotros ni les vemos, verdad Alfonso? Es mejor verte a ti que a todos los tontos que te rodean. Lo saben los listos. Un gran abrazo.

Rubén P. Carvajal dijo...

Pues amigo, a mi no me decepcionas en absoluto. Si resulta decepcionante que no me decepciones, lo siento, pero lo tienes bastante crudo conmigo. Al menos mientras escribas con el corazón y la razón (more than a saint, jajajaja). Pasadlo bien!!!!!.

Amig@mi@ dijo...

Me enteré por el anuncio de una carpa con música que pusieron en una explanada en Almería, para contemplarlas "con marcha"
Desde mi punto de vista ...
UN CRIMEN
En fín...
Me encanta Cristian Castro.
Una vez más atinas con mi música.
Besos

izakis dijo...

Pues yo tuve la suerte de acompañarte y de escuchar esas explicaciones. aprendí, disfruté ví y soñé. <todo gractis encima.