21 agosto, 2010

Más cerca

La rana ha acercado la foto. Tal vez ahora te distingas mejor. Por lo menos, podemos distinguir el desierto de la vida. Lo negro del azul. Es de noche o es de día. Según prefieras. Yo, en la inmensidad del espacio, sólo puedo distinguirte a ti.
¿Sueñas conmigo?
No quiero cerrar mis ojos
No quiero quedarme dormido
Porque me perdería de ti, cariño.
Y no quiero perderme nada.
Porque hasta cuando sueño contigo
El más dulce sueño jamás lo lograría.
Todavía te extrañaría.
Y no quiero perdeme nada,
Ni una sonrisa, ni un beso.
Solo estar contigo, tan solo así.


6 comentarios:

Hisae dijo...

Me encanta el post, Alfonso... La foto buenísima.

sema miranda dijo...

merece la pena vivir para AMAR.Un saludo

AROBOS dijo...

Preciosa entrada, Alfonso.

El martes 24, nos vamos de luna llena al monte de El Bosque: puesta de sol, tapitas y cervecita fresca y salida de la luna por algún horizonte.

elisa...lichazul dijo...

es tan hermosa!!

es una pulsante musa que respira en su atmósfera sagrada

que pena que los ocupantes
manchen su superficie como si fuera desechable

besitos de luz

Satie dijo...

¿Resistirá nuestro paso tal como la conocemos ahora?

Princesa.triste.115 dijo...

Me he quedado pillada con tu entrada. Me ha encantado... ¿Sueñas conmigo? es precioso.

Besos