11 agosto, 2010

La Iglesia morosa

Desde luego, que para escándalos, la jerarquía de la Iglesia Católica de Roma, se están volviendo unos perfectos especialistas.
No teníamos bastante - aunque muchos y muchas lo sabíamos - con haber conocido que se dedicaban al cristiano negocio de la banca, con ese fiasco en que convirtieron la gestión de Cajasur, que se han convertido en una de las revistas digitales gays por excelencia; yo creo que superan al mismo Shangay gratuito de Chueca. Me refiero a las notas de prensa de Aciprensa. Todos los días con la misma petera. Homosexuales. Homosexuales. Homosexuales. Y el papa. El papa y los homosexuales. Los homosexuales y los obispos. Y así en múltiples combinaciones. Cualquiera  diría que se llevan todo el día pensando en la homosexualidad para no sufrir con el drama del hambre diaria en la Tierra, que no les merece tantos titulares.
Pero la sorpresa de la semana - mucho me temo que nos darán más - es que la Iglesia empresa - oh - tampoco paga, como los ayuntamientos (no incluido el de Jerez, porque aunque tarde un poco, paga, no como otros).
Nos cuenta Diario de Cádiz que los operarios de las subcontratas que trabajan en la obra de la residencia de mayores que el Obispado de Cádiz está construyendo en el antiguo Hospital de San Juan de Dios anunciaron la semana pasada la paralización de la actividad en el interior del equipamiento como señal de protesta por llevar desde el pasado mes de julio sin cobrar. Y por este mismo motivo se concentraron ayer frente a la sede del Obispado los 49 trabajadores del ya desaparecido Hospital de San Juan de Dios, que coreaban frases como: "¡Queremos cobrar!" y "¿Dónde está la caridad de la Iglesia?".
Quién le iba a decir a Jesucristo - yo estoy seguro que lo sabía - que los que se iban a otorgar su representación en la Tierra, se iban a convertir en empresarios de la sanidad privada - Jesús curaba y sanaba completamente gratis - morosos. Vivir para ver. Total, por lo menos, a los pobres que crea la misma Iglesia, siempre les quedará Cáritas.

1 comentario:

.teri dijo...

Sí, siempre quedará Cáritas pero lo peor de todo es que se quedaran, quien sea, con la conciencia tranquila que la Iglesia no es "mala" porque existe Cáritas gracias a ella.