02 agosto, 2010

El soldadito


¿Estás ahí? ¿Estás ahí, paloma mía? No te siento. Sólo queda mi corazón negro y tu lentejuela como el carbón. Pero da igual. ¿Estás? Te presiento, sí, sé que estás ahí.
Dáme lo que queda de unión entre tú y yo - que es lo realmente fuerte y que no se quema - y volemos juntos hacia los lugares que siempre soñamos.
Subamos a la alfombra mágica de Aladino para ver las tierras desde los alto, donde no haya cuervos negros que me discriminen por tener una sola pierna.
Tomemos las botas del Marqués de Carabás, sin que se entere el Gato, para poder andar, porque puedo andar aún con una sola pierna, sin cansarnos, juntos, todos los caminos.
Agárremonos al cuello de aquella golondrina que llevó a Pulgarcita por los aires, y saltemos en él, hasta aterrizar en la escollera de mano de las alas de Juan Salvador Gaviota.
Lleguemos al fin del mundo. Que nos dejen en Punta Arenas, para atravesar el Estrecho camino de Usuhaia.
Es uno de mis secretos. No me importarían que nuestras cenizas se quedaran aquí, al filo de lo inacabable. Nos hemos llevado todo la vida mirando la Estrella Polar, guiados por el Norte, que no me importaría vivir la eternidad contigo mirando hacia el Sur que también existe.
Cojamos nuestro barquito de papel, naufraguemos en las aguas de Magallanes, y de ahí, naveguemos hacia las estrellas.
Y el soldadito le prometía, paloma mía, yo he de volver...

8 comentarios:

Eastriver dijo...

Qué canción más melancólico, o a mí al menos me lo parece. Y qué texto también tan melancólico. Duele a veces lo que está por venir, o el camino que queda...

capitanlio dijo...

Amigo de este cuento siempre me impresiono el que es engullido por un enorme pez, y la suerte que tubo al ser encontrado otra vez por la misma familia............... en fin cosas de cuentos

SCHEVI dijo...

Me acuerdo de la canción del vídeo. Cuando salió, mi padre, gran aficionado a la zarzuela, lanzó pestes por la adaptación pop de la habanera El saboyano, de la obra de Moreno Torroba, Luisa Fernanda. Nosotros escuchábamos mucha zarzuela en el viejo pick up que tenía mi padre (que todavía existe), de la colección particular de discos paternos. Y también en aquellas adaptaciones que hacían en TVE.

Alfonso dijo...

Yo hago un programa de zarzuela todos los sábados, y bueno es una versión, pero mira, yo creo que acercó al gran público a la zarzuela. Lo mismo hizo Mocedades cuando versionó el Otoño de Vivaldi o la sinfonía del nuevo mundo de Dvorak. Fueron tan criticados como Luis Cobos jaaj, pero si eso lleva a la gente a conocer zarzuela, ópera y música clásica, bienvenido sea!!!!

Hisae dijo...

¡me recordaste el cuento del soldadito de plomo!
Creo que siempre fue mi favorito...

AROBOS dijo...

Me encanta esa canción por los recuerdos y la nostalgia que me trae. Si no respeta lo clásico, es igual; nos acerca a su conocimiento.

elisa...lichazul dijo...

pués yo no conocía la canción
y el relato es bastante melancólico
cuantos lugares para visitar!!

el post también en sí me evocó al Cascanueces (ballet)uno de mis favoritos


abracitoooo:)

Thiago dijo...

Bueno, un post muy evocador hoy que Obama da por cerrada la guerra de Iraq. ¡Qué buen día para pedir cuentas al Sr. Aznar, aquel que decía que el mundo estaría más seguro sin Sadam Y la economía mejor con el petróleo asegurado....¡Brillante estratega!.

Bezos