13 agosto, 2010

Comunión a los siete años

La relación que la jerarquía católica tiene con los niños y las niñas es de sobra conocida.
También es conocida la involución en la que se encuentra inmersa la Iglesia Católica desde el crítico papado de Juan Pablo II.
Cada día se nos despacha con una cosa: Hoy, con el adelanto de la edad de la comunión, a los siete años, justo cuando yo la hice, estando el Generalísimo vivo.
Yo no me enteré de nada. Es más, cuando yo dí catequesis, y los niños y niñas tenían diez años, dudo también de que se enteraran de algo.
No estoy de acuerdo con estos actos religiosos con menores de edad. No sólo debe quedar en la responsabilidad de los padres, si no también en la del estado.
Creo que la Iglesia lo único que pretende es que no se les escape los jóvenes. A fin de cuentas, sólo les quedan ese grupito de privilegiados adinerados que van de excursión detrás del Papa vaya a donde vaya.
Pero lo que más me preocupa, es que la jerarquía de la Iglesia considere a un niño de siete años como con uso de razón. Y ya saben ustedes por qué lo digo.

No hay comentarios: