31 agosto, 2010

Cárcel de tierra


Las hojas de los árboles caían.
Las raíces chupaban la tierra.
De entre las rocas,
la arena y la grava,
el agua lleva la vida
hacia arriba.
El agua salada de los ojos.
En la superficie,
el corazón late.
Mineral carcelero.
¿Llegará mi lágrima
a la tuya?
¿Se fundirán las dos gotas
como nuestros cuerpos
fueron uno?

sigue aquí ...

2 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

Pobres mineros, atrapados en la mina, con la dudosa esperanza de un mañana que pueden ser meses...
Les deseo lo mejor de corazón. Tiene que haber una forma.
salu2

elisa...lichazul dijo...

alfonso
ayer deje comentario pero no sé donde se alojo si acá o en el de poemas jajaja

de todos modos abrazos y gracia spor ese decir solidario
una cárcel de tres meses les espera, ojalá se pueda antes liberarlos
todos hacemos fuerza y buenas energías para ellos