20 julio, 2010

A por Bono - ¿Puede un católico/a votar a un candidato/a divorciado/a con una nueva relación?

Que la parte más casposa de la Iglesia Católica le tiene ganas al Presidente del Congreso, don José Bono, no hay duda. No soportan que un católico pueda ser de izquierdas. Le han dado, le dan y le van a dar tortas por todos lados. La Iglesia es obvio que quiere que gane la derecha las próximas elecciones para así ser beneficiada en sus intereses particulares, como siempre ha ocurrido en la historia de este país.

Ahora, con la separación matrimonial de la segunda autoridad del estado, apuesto a que le criticarán, porque un católico ni se divorcia ni se separa. Sólo se anula. Y lo pongo en cursiva, porque todos los católicos sabemos lo que es una anulación eclesiástica.

Pero todo esto me lleva a pensar algo que tengo hace tiempo en mi cabeza. ¿Debemos saber los electores y electoras las filiaciones religiosas de cada candidato o candidata?

La religión está claro que forma parte de la vida personal e íntima de cada cual, pero nadie duda que si usted pertenece a tal tribu o tal secta, usted estará muy influenciado en sus votos y decisiones por lo que le diga su líder espiritual.

Yo creo que sí, que tengo derecho a saber que tal candidato a diputado es musulmán o que tal candidata a diputada es del Opus. (Lo siento, no me sale el Dei), porque sabiendo como son, sé como trataran ambos por ejemplo a la mujer o las personas homosexuales.

Además, llegado el tiempo de las elecciones, la Iglesia Católica dará sus pautas para votar a partidos que defiendan lo que ella considere conveniente. Son cobardes, nunca dirán siglas, pero se entenderá hacia donde quieren dirigir el voto.

Lo malo es que si critican a Bono por su divorcio, a ver qué hacemos con los candidatos que la derecha presenten a las elecciones que estén divorciados o divorciadas.

¿Es lícito que un católico/a vote a una persona divorciada para Alcalde, alcaldesa, diputado o diputada? Estoy seguro que con el catecismo de Juan Pablo II y el pensamiento de Benito XVI en la mano, no. Un católico/a no  puede votar a un divorciado que tenga una nueva relación. Si algún cura, obispo, o entendido lo sabe, que nos lo diga.

No hay comentarios: