06 julio, 2010

La extraña publicidad

Me he quedado sorprendido por la publicidad radiofónica que una gran superficie está haciendo en Jerez. Dice algo así que '¡Hacemos como los políticos, nos olvidamos de la crisis!'

Me pregunto si lo dicen en serio, porque si es broma, no tiene gracia.  No creo que haya ningún político - o política, porque las mujeres también están en la misma - que se olvide de la crisis.

Por un lado están los políticos/as que gobiernan, sean del partido que sean, que me consta que hacen lo indecible para combatir esta crisis financiera mundial.

Y por el otro lado, están los políticos y políticas de los partidos que están en la oposición, que tampoco se olvidan de la crisis, y por el mandato que le da la ciudadanía, están continuamente controlando a los gobiernos y haciendo propuestas contra la crisis.

Entonces ¿cómo se puede afirmar tan alegremente 'que los políticos se olvidan de la crisis?

Esto desacredita a la clase política, que ojo, es la que lleva este país adelante y la única que puede aportar soluciones a nuestros problemas como ciudadanos y ciudadanas.

Porque si no son los políticos y políticas ¿quiénes serían?

Yo, desde luego que me doy con un canto en los dientes por seguir viviendo en un país de políticos y políticas como el mío, antes que vivir en los países donde no existen, dígase Cuba,  Birmania, Irán... o cualquier otro país que no tienen a la democracia como sistema de gobierno.

1 comentario:

Francisco Javier dijo...

Hay una corriente de opinión que quiere denigrar a los políticos y a la política para hacer de las suyas, sin control, esos que la fomentan. Y la disfrazan de liberalismo, cuando el liberalismo nació como triunfo de la política frente a la raza, la cuna, el poder de los estamentos cerrados, la tiranía de la sangre. Estos "nuevos liberales" hablan continuamente de profesionalizar todo: la banca, las cajas de ahorro, los negocios, la educación, la religión...Es decir quieren controlarlo todo por medio del dinero. Y por ello quieren desprestigiar la política. Lo curioso es que los "nuevos profesionales" conviven con los ex-políticos (siempre de derechas) sin ningún reparo (Rodrigo Rato, presidiendo Cajamadrid), aunque critiquen la intervención política (siempre la de izquierda). Pero no es nada nuevo: ya Franco (ese gran "liberal") aconseja a los demás no meterse en política para no tener problemas....y apostillaba "como hago yo". Hipocresía dictatorial.