23 junio, 2010

Todavía hay esperanza en la Iglesia

Ya sé, General, que a ti te gustará toda esta parafernalia patriota, pero resulta que un párroco de Jerez, de Santa Ana,  ha prohibido que se interprete el himno nacional en los actos religiosos. "Justifica su postura en que es partidario de la independencia entre la Iglesia y el Estado y "más en un Estado aconfesional", según informa Huelva Información.

Creo que es una decisión acertada, y que a mí un buen obispo me dijo en su día. A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César.

Hace poco, un amigo mío entraba en la Iglesia de Capuchinos y se escandalizaba de tantísima bandera de España. ¡Parece un cuartel! me dijo, y es verdad, parecía de todo, menos un templo.

Ojalá cunda el ejemplo de este joven sacerdote.

No hay comentarios: