20 junio, 2010

¿La cruz o el aspa en la declaración de la renta?

Nos dicen los jerarcas que marquemos la cruz para que una parte de nuestros impuestos vaya a la Iglesia Católica. No es una cruz, porque una cruz es esto + pero con el rabito de abajo más largo. Lo que quieren que pongamos es un aspa, o sea una equis, esto X.

Pero bueno, eso no es lo que importa, son las barbaridades que escucho, como culpar al gobierno de una campaña para que la ciudadanía no dedique su dinero a la Iglesia. ¿Usted ha visto esa campaña? Yo no, pero por lo visto en la cadena de radio arruinada de la Iglesia, sí.

A barbaridad, me resuena en los oídos esto. Dicen - los jerarcas - que la Iglesia hace muchas cosas en beneficio de los necesitados. Claro. ¿Quién lo duda? Lo que hay que tener es un morro para pisárselo de grande, para comparar el trabajo de estos jerarcas con la Iglesia que se parte la cara o en los barrios o en las cárceles o en los países del tercer mundo.

Por supuesto que hace cosas, pero hijos míos, señores obispos, no son como ustedes. Una cosa es la Iglesia, y otra, ustedes, no intenten confundirnos.

Tenemos muy claro que hay que ayudar a la iglesia que está con los pobres, pero miren ustedes, sabemos hacerlo perfectamente. Lo único que pasa, que la simple sospecha de que un céntimo nuestro vaya al Opus Dei, a los kikos, a la corona de una Virgen, o que Cañizares se compre una gran capa roja, o que Rouco monte una Cabalgata en Madrid, como que nos echa para atrás.

Por qué no nos explican, en Jerez, por ejemplo, para no hacer muchas cuentas, de todo el presupuesto que maneja la Iglesia Católica ¿cuánto va a las hermanas de El Salvador o a Cáritas y cuánto se gasta en procesiones, colegios privados, Opus Dei, gastos parroquiales? ¿cuánto se gana en estos colegios? ¿cuánto se gana en los sacramentos negocios bodas, bautizos y comuniones?  Eso es lo que tienen que explicar. Sabemos lo que hacen  una parte de la Iglesia, pero también sabemos lo que hace la otra. ¿Cuánto cuesta la COPE? ¿Cuánto cuesta Radio María? ¿Cuánto nos ha costado Cajasur?

Pongan la cruz, nos dicen. Y la tenemos puesta, desde hace mucho tiempo, desde que nos bautizaron. Tenemos la Cruz, pero en el corazón. Ustedes no quieren la Cruz, quieren el aspa del dinero. Pues no.

Mi templo jamás será una cueva de comerciantes. ¿ O dijo el Maestro una palabra más dura?

1 comentario:

Daniel Calo dijo...

sólo quiero indicar que una cruz puede tener los cuatro rabos igual de largos y sigue siendo una cruz, :PP