21 junio, 2010

El gen de la intolerancia.


Como soy del PSOE, no me hablas.
Como soy de CC.OO., no me hablas.
Como soy funcionario, no me hablas.
Como soy homosexual, no me hablas.
Como soy cristiano, no me hablas.
Como soy madre soltera, no me hablas.
Como soy divorciado, no me hablas.
Como utilizo anticonceptivos, no me hablas.
Como vivo en un barrio obrero, no me hablas.
Como tengo un coche de segunda mano, no me hablas.
Como voy a la sanidad pública en vez de a la privada, no me hablas.
Como fumo, no me hablas.
Como me gusta la música heavy, no me hablas.
Como me gusta vestir al estilo gótico, no me hablas.
Y así, interminablemente... no me hablas
porque no bailo al son del pito que tú tocas.

Me alegro mucho que las personas que llevan dentro el gen de la intolerancia, no lleguen a nada en la vida. Porque algunos, tuvimos la mala suerte de que llegaran, y se convirtieron de mayores en Pinochet, Franco, Hitler, Castro... y entonces ya no es que no te hable, entonces, es que te mata.

¿No abrá ningún psicofármaco que cure la intolerancia ni ningún cirujano que pueda extirparla desde la misma infancia?

Yo creo que sí, que hay una manera. Educación. Mucha educación. Educación para la ciudadanía. Desconfía de quien se niegue a que se eduque a la ciudadanía en valores humanos. El gen intolerante podría estar presente.

10 comentarios:

Arantza G. dijo...

Esa enfermedad veo que es de difícil cura. Cada vez se ve más, esto puede ser una pandemia.

Agata dijo...

No quisiera ver a algunos de estos intolerantes en la siguiente situación:que su vida o la de sus hijos dependiera de un médico homosexual,o del transplante de un corazón de un negro,o del transplante de un pulmón de una chica lesbiana.
SEÑORES:QUE TODOS SOMOS IGUALES.
Educación.Educación.Educación.

Nerina Thomas dijo...

Es una cuestión de evolución amigo. En todos lados, no quieren aprender las leyes de la naturaleza. Se les da posibilidades, se les muestra, reciben mensajes, pero na.........hasta que en algún momento les dicen: Basta!!!
Lo veo a diario, todo llega y todo vuelve y multiplicado.
Lo importante es "darse cuenta" y actuar, pensar y sentir bién.
Un abrazo . tqm

.teri dijo...

Yo suelo ser intolerante con los intolerantes. ¿Eso es malo?

Abuela Ciber dijo...

Creo que se debe partir de la educacion, del conocimiento cabal de las cosas, no de chacritas.

Del conocimiento universal, hay personas por ejemplo que no saben donde quedan los paises del mundo, que pueden hablar de sus habitantes entonces????? y ser xenofóbicos.

Educar para ser libres.

Te dejo cariños

S. dijo...

Cultura y educación.
Un beso.

SCHEVI dijo...

Complejo de inferioridad es lo que tienen los intolerantes, más bien. Por eso atacan al diferente: lo ven superior, más fuerte,aunque no lo soporten, aunque no sea cierto. Pero el creer que tienen que ocultarlo, por instinto de supervivencia, les provoca la reacción violenta.
Hace falta educación sí, por eso es tan necesario que ésta no sea segregacionista, que no separe a los educandos. Es curioso, quienes critican la educación para la ciudadanía por supuesto adoctrinamiento, son los que imponen su moral y su religión en los colegios.

Angie dijo...

vamos, que los intolerantes no se hablan con nadie!!

Estoy de acuerdo: ¡¡Eduación a raudales!!

Besos.
Angie.

elisa...lichazul dijo...

ese gen es cada vez más invasivo y generalizado...

abracitos (acá hace mucho frío)

Juan José López JARILLO dijo...

Las vacunas se llaman "educación","libertad","respeto"...

Cordiales saludoas