02 junio, 2010

¿Crees que ya lo has visto todo?


Hoy cambio el artículo que iba a escribir. Iba a hacerlo sobre el tabaco, por lo del día mundial contra él. Bueno, lo guardo y lo publico mañana, porque hoy me pasado una cosa... increíble. Bueno, no es para tanto, pero nunca me había pasado.
Venía en tren hacia Jerez y en una de las estaciones intermedias me monto, antes de dejar bajar a los que venían. Es que aquí somos muy dados a subir antes de dejar bajar, formándose situaciones apretujadas muy comprometidas.
Cuando subo me encuentro a un no sé cómo definirlo (mi amiga Maripili la pija, le llamaría un drogata, pero a mí no me gusta llamarlo así, porque la droga ya es bastante problema, como para tomarse a chusma a sus víctimas). El caso es que este hombre, porque era un varón de unos treinta años estaba sentado en el suelo, con cara de medio dormido.

Subo, me siento. Toca el pitido triple de que se cierran las puertas y el tren sale andando.
Con el cambio de vías el susodicho hombre se espabila y ve horrorizado que se ha pasado su estación. A continuación describo lo que sucedió.
- PISHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA, PARA EL TREN QUE M'A QUEAO DORMIOOOOOOOOOOOOOOOOOO.
Obviamente, ni el maquinista ni el revisor le escucha, y el resto a lo nuestro, sin hacerle ni caso.
Así, que el protagonista de la historia, ni corto ni perezoso, tira de la mangueta roja de urgencias.
- FIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIISSSSSSSSSSSSSSSSSSSS. Frenazo en seco. Menos mal que yo iba sentado al revés, si no le meto mis móviles (llevo varios) a la chica que iba en frente por los ojos.
El tren parado y todos alucinando.
- PISHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA, ABREME LA PUERTA QUE M'A QUEAO DORMIO.
Llega el revisor como cuando sale el toro de un toril, y con toda la razón del mundo, le dice que si se cree que eso son maneras de parar un tren. Que se baje en la próxima estación.
Ja. Iba a razonar el colega.
- QUE ME ABRAAAAAA LA PUERTAAAAAAAAAAA.
Vino un seguridad, y lo bajaron allí en medio, estábamos muy cerca de la estación. Supongo que luego lo detendrían y lo dejarían irse, porque sé que eso tiene una multa y gorda, pero vamos, insolvente puro.
Pues ya está. Que me quedo dormido, pues nada, paro un tren. O un avión. P'a chulo, chulo, mi pirulo.
Y como mi medio favorito es el tren, aquí os dejo una canción de antaño que me gusta un montón. No me psicoanalicéis mi gusto por los trenes, por favor.


12 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Cosas insólitas sin duda amigo.
Hay de todo en la viña del Señor.
La gente en estos tiempos, está chapita.
Muchos no pueden controlar su estado. Es lamentable.
Y me alegra que te gusten los trenes.
Buen moércoles para ti!!

Hada Isol ♥ dijo...

Que lindo andar en tren! aqui no se usa,si en Buenos Aires pero en Tucumán las distancias son cortas y con el omnibus basta,cuando era niña viajé a Buenos Aires en tren fueron muuuuchas horas,creo que 20 de viaje,fué genial,el ruidito me fascinaba!!!!
Pues que mal estaba ese hombre que cuentas pobre,igual cambió la rutina de todos por un instante ,y eso es lindo a pesar de todo,te mando un abrazo enorme!
Me gustó el video!

Agata dijo...

Desde luego,desde luego...
Tú has nacido para contador de historias propias.
Imagínate con el tren a toda marcha.Hubiera sido más peligroso.
Mensaje para los chulos de la vida:"No tiréis de las manivelas,tirad de vuestros..."

Amig@mi@ dijo...

Qué forma tan excitante de comenzar el día, Alfonso. Prepárate para lo que siga, jaja
Salu2 ;)

El dinosaurio dijo...

Madre mía, que susto... Con lo susceptible que soy yo en los trenes, jeje

Bueno, menos mal que se lo llevaron, sino éste os quema el vagón.

Saludos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Historias de la España profunda... Me encantan los trenes y las estaciones hasta ahora han sido sinónimos de vacaciones.... un saludo con el chucu-chu del tren.

Pepe Bouza dijo...

Buenas noticias: baja el paro en mayo en Jerez en 354 personas. He colgado todos los datos en http://elblogdepepebouza.blogspot.com/

.teri dijo...

Menos mal que no le ha dado por coger una navaja y coger a alguien en el momento equivocado en el lugar equivocado y amenazarlo con matarle si no le dejasen salir.

Satie dijo...

Yo también he visto cosas muy extrañas en los trenes.

Hisae dijo...

Pobre pishaaaa....
Si es que seguro que había pasado mala noche...

Abuela Ciber dijo...

Pues a tener presente e ir tomando medidas rápidas.

Cariños

Jose Antonio Chacón dijo...

Pues a mí me ha pasado también , en el trayecto de un viaje de Jerez a Sevilla , en este caso fueron 3 personas y bajaron en medio del campo. La cosa es que el revisor no los pilló , pero mi cara de asombro sería igual que la tuya supongo jajaja. La verdad que siempre tuve curiosidad por ver que pasaba despues de accionar la palanquita jajaja. un saludo alfonso.