31 mayo, 2010

Eurovisión 2010




En el vídeo, el representante de Reino Unido, uno de mis favoritos, que quedó el último :-(

Que el festival de eurovisión de anoche fue peculiar y que pasará a la historia, nadie lo va a negar. El hecho de que un espontáneo saltara al escenario durante la actuación de representación española, Daniel Diges y su equipo, demostró en primer lugar, qué mala era la seguridad y la organización del festival por parte de la televisión noruega, así como el saber hacer y la categoría profesional de Daniel Diges, al seguir actuando sin inmutarse.
Supongo que todo esto tendrá su precio y que la UER le pondrá la sanción que procede a la televisión noruega. (Me cuentan que 2000 euros es la multa del espóntaneo). Si fuera por mí, yo descalificaría ipso facto a Noruega para el año que viene. Si llega a suceder eso en España, no sé que hubiera pasado. Posiblemente Rajoy hubiera amenazado con hacerse el harakiri si no dimitía Zapatero, y María Dolores de Cospedal, hubiera tenido que coger de su sueldo de 128.000 euros anuales para comprarle algún ansiolítico a su líder, referencia hoy de la austeridad en España).
Pero por lo demás, no hubo sorpresas así grandes. Ganó Alemania, con una canción que a mí particularmente, no me gusta, pero para gusto, los colores. Una de mis favoritas, Dinamarca quedó en cuarto lugar, con lo cual mi maldición alfonsina de que todo lo que me gusta se hunde, ha dejado de surtir efecto. No total, claro. Me gustaba también mucho Reino Unido, y quedó el último el pobre mío. (Aquí funcionó mi maldición) Así como Islandia, una de mis favoritas quedó el 19, detrás de un dignísimo puesto 15 para Daniel Diges, que por lo que he contado antes, pudo repetir actuación al final, con lo cual se da un hecho inédito, que España cante dos veces en el festival desde 1969 con Salomé, y sin ganar. Somos chulos hasta para eso.
Sigo pensando que el sistema de votación sigue fallando. El interés de las televisiones en ganar dinero a través de los sms, hace más 'democrático' el sistema, porque la gente puede votar, aunque desde el año pasado o el otro, no recuerdo, existe un jurado también.
Pero Europa no es lo que era antes, hay mucho trasiego de población de un país a otro. Y poblaciones como la rumana o la turca están por casi todos los paises, y se hacen notar por sus votos. Ojo cuando se habla de este tema con relación a los inmigrantes. Los rumanos no son inmigrantes, son ciudadanía de Europa. Los turcos, sí son inmigración. Pero bueno que más da. El tema es que no funciona, a la vista está, Turquía y Rumanía en los primeros puestos.
Mucha gente también se pregunta por qué España no gana. No es porque se manden canciones mejores o peores. La de este año, Algo pequeñito es buena. Pero el tema es que no se canta en inglés. La mayoría de los países cantan en el idioma anglosajón y eso facilita que se entienda. Siempre favorecerá desde luego el inglés. Yo obligaría a los países a cantar en su idioma original, pero claro, eso implicaría que ocurriera lo que en los noventa, que siempre ganaba Irlanda o Reino Unido quedaba segundo, eternos segundos.
En fin, eurovisionólogos tiene la UER.
Me gustó el festival en general, pero lo más importante, aparte de todo, es que mis amigos estaban allí en Oslo, Fran y Luismi, y eso le daba un mucho de emoción al asunto, pudiendo estar en contacto con ellos a través de sms, contándonos lo que pasaba allí y yo contándoles lo que aquí ocurría, sobre todo en el momento del incidente.
El año que viene a Alemania. ¿Iré yo? Quién sabe.
Aquí os dejo el programa que hicimos el sábado a mediodía en Frontera Radio Mari Carmen López y yo en el que casi clavamos los resultados. Así demostramos que Uribarri no es un portento... sólo dice lo que los eurofans decimos. No es tan difícil acertar las puntuaciones como él lo hace :)




2 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

No lo vi, pero he visto la repetición de la jugada...
La verdad es que es increible.
Un abrazo

Satie dijo...

Yo me reí una jartá...