05 marzo, 2010

Y la respuesta es que la Tierra es un giróscopo.



Y me han respondido... en mi infinita ignorancia no pensé en una cosa. A ver. Es verdad que el eje se inclinó moviéndose ocho centímetros, pero luego, volvió a su sitio. Porque la Tierra se comporta como un giróscopo.
Es decir, imaginaros que el planeta Tierra fuera un trompo o ponina (o a saber cómo se llaman en vuestros respectivos lugares de residencia). En Jerez, es un trompo, un juguete de los niños de antes (los de ahora juegan con la Nintendo y no tienen ni idea), que se tira con una cuerda y da vueltas sobre sí mismo. Normalmente, de madera.
Cuando el trompo está dando vueltas y le damos con un dedo suavemente (cambiamos la dirección de su eje), se bambolea y vuelve a su posición inicial. Si uno le da con mucha fuerza, obviamente se bambolea y se cae.
A la Tierra, el terremoto de Chile, la bamboleó pero volvió a su posición inicial. Sin embargo, si en vez de un terremoto, hubiera sido un choque de un cometa o un asteroide grande, el eje si pudiera cambiar y quedarse de otra manera.
Por ejemplo, todos los planetas del Sistema Solar giran de izquierda a derecha, menos Venus que lo hace al contrario.
O todos los planetas, tienen el eje apuntando al norte y al sur, menos Urano que lo tiene apuntando hacia el Sol, girando alrededor de éste tumbado, en vez de ‘derecho’ como el resto de los planetas.
Posiblemente estas cosas raras de Venus o Urano fueran debido a choques de cometas, asteroides, o el paso de alguna estrella cercana que influyera mucho con su poder de atracción. A saber lo que pasó.
En fin, que ahí está la respuesta.
Pero en los comentarios habéis puesto una cosa con lo que yo no estoy de acuerdo.
La Tierra no es un planeta ‘vivo’ con conciencia ‘que se pueda quejar’.
Los terremotos son fenómenos normales. Lo que pasa que ahora ha ocurrido en sitios poblados. Si llega a ocurrir en el Sáhara, no pasaría nada ni nos preocuparíamos.
Inundaciones. Huracanes. Son procesos normales. Ocurren siempre. Sólo que ahora nos enteramos y los registramos para la Historia. Tenemos atmósfera y ésta cuando se calienta con el Sol, se mueve, produciendo vientos. Las tierras que pisamos están sobre placas que 'navegan' en un mar de magma, y se mueven también, produciendo seísmos.
La Tierra no acabará ni se quejará. Es la especie humana la que se tendrá que adaptar, ya no al medio en sí, si no a sí misma.
Nuestro modo de vida, nuestras enfermedades creadas, nuestras guerras, nuestras hambres, nuestra tecnología, son las cosas que nos pueden hacer seguir siendo la especie principal de la Tierra o que desaparezcamos. No somos infalibles. Si los dinosaurios desaparecieron, nosotros también podemos hacerlo. Pero tened en cuenta, que aún sin humanidad, el planeta azul seguirá dando vueltas y vueltas hasta que el Sol se convierta en una gigante roja y nos engulla. Como la madre que se come a sus hijos. Ese será el verdadero fin de la Tierra.
Os pongo el programa de radio que hicimos el jueves pasado hablando de esto, y que se emite en Jerez, en Frontera Radio, en Radio Arcos de la Frontera emisora municipal y en la plataforma ivoox.


10 comentarios:

Satie dijo...

Genial la explicación.

Daniel dijo...

Me encantan estas entradas!!! Enhorabuena, Alfonso.

Armando dijo...

Soy Armando, a través del correo de nuestra amiga María, envío y recibo lo que quieras sobre mi blog o sobre mi cotidianidad aquí en Cuba.
Con permiso enlazo tu blog en el mío.

Saludos

Laura dijo...

Pues si que me gusta tu entrada, porque además la he entendido a la perfección.
Tú sabes que yo soy más poética, por eso hablo en mi blog de la Tierra como un ser vivo, pero en definitiva lo que quiero decir, es que la Tierra es un ente formado por vida y que los que la poblamos, con conciencia o sin ella, nos la estamos cargando... si, seguirá girando como la canción "El muuundoooo, no se ha parado ni un momentooo..." (preciosa por cierto) pero creo que somos futura compañía de los dinosaurios...

Abuela Ciber dijo...

Querido amigo Alfonso...la verdad no entiendo nada. pues mira lo que lei hace un momento....

De acuerdo a un artículo publicado por la edición electrónica BusinessWeek.com, Richard Gross, un geofísico del Laboratorio de propulsión a chorro de la NASA reveló que a raíz del sismo, los días son más cortos. "La extensión de los días se ha acortado 1.26 microsegundos" afirmó Gross. "El eje de la Tierra debe haberse desbalanceado y movido unos 2.7 milisegundos (cerca de 8 centímetros)".

POR FAVOR EN QUE QUEDAMOS?????

Cariños y buen fin de semana!!!!

belijerez dijo...

Me encantas cuando adoptas la perspectiva científica.

¿La física cuántica tendrá algo que ver con eso que tu llamas la no-conciencia del planeta?

Mª Dolores dijo...

Me descubro ante tí. No podía haber mejor explicación. Gracias.
Por cierto: trompo= peonza en mis lares.
Saludos

Amig@mi@ dijo...

Muy bueno, jaja.Me gustan las cosas bien explicadas.
Me encantó escucharte.
Admiro a la gente que es capaz de hablar en público.
Un abrazo

Alfonso dijo...

Gracias por vuestros comentarios; con respecto a lo que dice la Abuela Ciber, es verdad que los días se hicieron más cortos; ese día. Luego todo volvió a la normalidad. La realidad es que los días cada vez serán más largos. La Luna se aleja poco a poco de la Tierra, tendrá menos poder con su atracción, y los días serán más largos. De hecho, hoy día la Luna se aleja 38 mm cada año, lo que implica 17 microsegundos más cada año.

josep estruel dijo...

Hola Alfonso.
Para ignorancia la mia, pues sabiendolo y haber construido mas de un giroscópio, no se me ocurrió pensarlo antes.
Es el fundamento del movimiento Foucault para demostrar la rotación de la Tierra.

Cualquier cuerpo en rotación, incluida la Tierra, presenta: inercia giroscópica, es decir, tienden a resitir cambios en su orientación para conservar su momento angular, una magnitud física intrínseca a los cuerpos en rotación, que depende del radio (distancia del extremo al eje de giro), de la masa y de la velocidad de giro.

Tu lo has explicado mucho mejor, te felicito Amigo.

Un abrazo.