01 marzo, 2010

Increíble.


Cosas increíbles que hiciste al menos una vez en tu vida. Un, dos, tres, responda otra vez.
Yo, por ejemplo: ORDEÑAR UNA VACA.

12 comentarios:

Maripaz Brugos dijo...

Jajajajaja...Alfonso, me encanta tu sentido del humor.

Me has pillado con la mente en blanco,pero no quiero dejar de comentarte. Si se me ocurre algo, te vuelvo a comentar.

Si que es increible, ordeñar a una vaca...jajajaja

MAMÉ VALDÉS dijo...

Sin lugar a dudas "EL CAMINO DE SANTIAGO" y espero que no solo sea una vez, un saludo.

Arantza G. dijo...

jajaja, que bueno granjero....yo lo hice cuando era una cría y me parece que la pobre vaca sufrió lo suyo.
Creo que lo más increible fue cuando ataviada con una indumentaria que parecía un astronauta y rodeada de humo, acompañé a mi padre a un panal y saqué miel. Fue maravillosa la experiencia.
un beso

Thiago dijo...

Jaja pero cari, pq ordelñar una vaca es increíble? yo lo he hecho muchas veces veranando...

En fin, pues ya que nos ponems así: comer caracoles, jaaja

Beos.

Juanjo dijo...

¡¡Tener un hijo!!

Agata dijo...

Lo último que he hecho ha sido montarme a caballo.
No parece algo increíble...pero para mí sí lo era.
Mis hijos de vez en cuando montan en un campito de un familiar.Ese día mi hija estaba emocionada porque yo la viera.Pero le entró miedo.Y subida en el caballo empezó a llorar.Así que le prometí que me subiría si ella se tranquilizaba.
Y me subí.Un buen rato.Cosa que a mí me da jindama.Soy alérgica a los caballos y me daba miedo la altura del caballo.
Sí,fue increíble.Pero una madre hace cualquier cosa por sus hijos.Ya te contaré más.

Gracia dijo...

Jaja! Seguro que a mí lo de ordeñar una vaca se me daría fatal! Mi cosa increible fue bajar a una mina de carbón ropa interior de hombre... (Tranqui, te explico, ibamos de visita y nos dejaron ropa de seguridad para bajar, ya sabes, mono, casco, botas, gafas y... unos calzoncillos. Y es que en la mina todo todo se pone negro. Así que cojí los calzones y me los puse!)

__MARÍA__ dijo...

Montar en burro y caerme resbalándome por la cabeza...¡más nunca!

Laura dijo...

Vaya, yo no he ordeñado una vaca pero si he hecho el Camino de Santiago dos veces, y he tenido dos hijos de un solo embarazo y parto y ahora espero otro...bien...lo más increible...a ver qué piense...canta El Vaporcito de El Puerto en el ascensor de la Torre Eiffel con un grupo de monjes budistas jajaj...fue un momento fusión, ellos cantaban sus cánticos y mi amigo y yo al ritmo del Vaporcito...

Isol dijo...

Lo primero que se me viene a la cabeza quizás no es lo más apropiado de contar,lo segundo increíble que hice fué subir todo un monte a las 5 de la mañana para odeñar unas cabras,la primera vez me salió mal porque la cabra me llenó de bolillitas la leche,el segundo balde de leche ese estaba bien y la tomé recién ordeñada!
Un abrazo

Amig@mi@ dijo...

jaja, pues yo eso no, pero por ejemplo hice cerámica en un torno de verdad.
;)
Me encantó la experiencia.
Lo haría mil veces más
Besos

Abuela Ciber dijo...

Viajar sola, realizando mi "camino de Santiago" por parte del territorio del país hermanao Argentina.

Que tiempos aquellos!!!!!!

Cariños